Compartir
Periodista Fausto Rosario. Archivo

 

José Luis Rojas Fernández

Especial/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO.-Como ciudadano y periodista me preocupa la denuncia que se ha hecho acerca de las supuestas tramas para matar al colega y amigo Fausto Rosario, Director acento.com.do. Considero, independientemente de la veracidad o no de dicha información, que es necesario crear un movimiento ciudadano de apoyo y defensa al periodista Fausto Rosario.

Periodista Fausto Rosario. Archivo
Periodista Fausto Rosario. Archivo

El Colegio Dominicano de Periodistas, las autoridades del Ministerio Público y el Jefe de la Policía Nacional, están en la obligación de preservar la vida el señor Rosario y la de sus familiares. Es necesario que las autoridades competentes, investiguen hasta clarificar la denuncia hecha por el señor Holguín.
Fausto Rosario, tanto un ciudadano honorable y un periodista serio, tiene el derecho de expresar libremente sus punto de de vista y opiniones en torno a los hechos y acontecimientos nacionales e internacionales, más allá de que los mismos no sean agradables para los que se creen que pueden secuestrar y limitar la libertad de expresión.
Fausto Rosario no está solo, que lo sepan los que amparados en el poder económico y político creen que van a silenciar las pocas voces independientes y objetivas que aún quedan en la sociedad Dominicana. La verdad jamás podrá ser borrada con chantaje y miedo.
Fausto no está solo, tiene detrás a colegas serios y éticos como él. No se equivoquen. Ya lo intentaron una vez y no pudieron doblegar su verdad. El espíritu periodístico de Fausto es tan sólido y comprometido, que solo los mediocres e intolerantes creen que eliminándolo físicamente pueden callar la verdad.
No se equivoquen con Fausto. La sociedad dominicana lo conoce y lo valora como un ciudadano y periodista serio, que de manera continua ha sabido utilizar su talento, coraje y recursos para denunciar lo que otros ocultan.
El pueblo siempre protege a los suyos. Fausto Rosario, el periodista, el ciudadano, es un hijo del pueblo dominicano. Por esta y otras tantas razones más, les dijo a los enemigos de la verdad y la transparencia, que no se equivoquen con FAUSTO. Los resultados del trabajo profesional del colega Rosario, pesan más que las estúpidas y alocadas acciones de los que no soportan convivir con la verdad.
Fausto Rosario, el ciudadano el periodista, no está ni estará solo nunca. Su pensamiento, su voz y sus manos, representan a miles de personas. No se equivoquen con FAUSTO.

No hay comentarios