Compartir
La periodista María Elena Salazar afirma que “he cumplido con mi función de informar de manera responsable a la sociedad, apegándome a la realidad como tal”.

María Elena Salazar

Especial/Caribbean Digital

 

 

SAN FRANCISCO DE MACORIS, Duarte, República Dominicana./ Que bien se siente un periodista que le cierran su espacio, cuando su único motivo ha sido servirle una información veraz y objetiva al pueblo que le sigue.

La periodista María Elena Salazar afirma que “he cumplido con mi función de informar de manera responsable a la sociedad, apegándome a la realidad como tal”.

Que bien se siente el periodista cuando es el propio medio que pone en evidencia su gran compromiso con el poder. Que bien  se siente el periodista cuando el pueblo inteligente  lee que le quieren privar de la información y que muchos medios en vez de servirle a él, están al servicio del poder. Que bien se siente un periodista cuando el pueblo demuestra conocer que con su mordaza lo callan a el.

Que bien se siente un periodista cuando el medio no ha resistido la calidad de su servicio informativo.   Que bien  se siente un periodista cuando es capaz de no doblegarse ante el chantaje de funcionarios.

He cumplido con mi función de  informar de manera responsable a la sociedad, apegándome a la realidad como tal.  Hoy me siento satisfecha, mejor que nunca.

He cumplido con mi función y aunque me han cerrado mi espacio, hackeado mi correo, intervenido mi teléfono y vivo bajo amenaza, no me han vencido, para hacerlo deben también cerrar las redes sociales, las televisoras, las emisoras de radio y los medios digitales y escritos del mundo.  Y cuando la tecnología de la información y la comunicación no estén disponibles para mi, apelare a los medios de comunicación primario.

Como presidenta del Colegio de Periodistas Seccional Nordeste, vuelvo a decir: No a la penalización del delito de prensa porque este busca además de sacar a los periodistas de los medios, hacerlos presos para que estos no  puedan denunciar sus malas acciones, ni hacerse eco del sentir del pueblo. No a la censura de los periodistas, no al chantaje, no más persecución.

Jamás me harán cómplice de  sus inmorales acciones, ni del maldito silencio al que me quieren obligar. Siempre he servido al pueblo y ahora no será la excepción.

Condeno el acto vulgar de recurrir a patrocinadores para hacer creer que la salida del aire de mi espacio se debió a dificultades económicas.

Funcionarios, si no quieren que el pueblo se entere de sus malas acciones, no las hagan, dedíquense a trabajar para el bienestar del pueblo, no para ustedes mismos.  y viviremos entonces en paz. El culpable no es el periodista que la cuenta es el funcionario que las comete. lo que no quieren que se sepa no lo hagan.

Gracias a los grupos sociales de la república dominicana por su apoyo, y efectivamente el gran interés es que sus acciones no trasciendan a la población a través de los periodistas que estamos del lado del pueblo. Ustedes con sus manifestaciones verdaderamente han y continúan despertando la conciencia nacional y eso es evidente no le interesa al poder.

No hay comentarios

Deja un comentario...