Compartir

¡Ay, tu pulso! La que estaba destinada a ser una imagen para el recuerdo, con miles de “Me gusta” en Instagram, se ha quedado en una fotografía que deberías borrar para que no siga consumiendo espacio del almacenamiento de tu smartphone.

¿Cómo podemos conseguir que las imágenes salgan nítidas, claras, precisas y sin rastro de movimiento? He aquí algunos consejos profesionales para lograrlo.

No tengas prisa, tómate tu tiempo

A grandes rasgos, podemos decir que hay tres causas principales por las que las fotos salen movidas (independientemente de si la haces con el móvil o con una cámara). La primera razón puede ser que no estás enfocando bien lo que quieres fotografiar.

Otra de las razones es que el sujeto (o objeto) que quieras inmortalizar se esté moviendo y, en lugar de congelar la imagen y obtener unos resultados muy deportivos, el resultado sea algo borroso.

La tercera opción es que seas tú en realidad el que mueva la cámara en el momento de hacer la fotografía.

Ois

Además, debes tener en cuenta que la mayoría de las fotos que hacemos con el móvil son “rápidas, un aquí te pillo aquí te mato, y no pensamos en perder esos segundos que nos permitan colocarnos en una posición estable”, nos explica Beatriz Garrigós, del estudio de fotografía y diseño Miss Mustache.

El enfoque automático te puede traicionar

Lo más seguro es que, con tantas prisas por hacer la foto, ni siquiera hayas enfocado la imagen. La mayoría de los smartphones tienen la función de autoenfoque activada. Y sí, es muy útil, pero si está enfocando a algo que no quieres fotografiar, lo más normal es que la imagen salga borrosa.

El enfoque automático te puede jugar malas pasadas si el objeto que quieres capturar está demasiado cerca de la cámara. Deberías utilizar el enfoque manual.

La cámara de un teléfono suele centrarse en el fondo, en lugar de en el sujeto, especialmente si estás haciendo una foto de cerca. La manera más sencilla de poner remedio a este problema es tocar el sujeto dentro del marco, lo que hará que la cámara se centre en el objeto o individuo a fotografiar, en lugar de el fondo.

Bouquet

Dame un punto de apoyo y no moveré la imagen

Es cierto que los smartphones van incorporando cada vez más mejoras y muchos de ellos pueden minimizar el movimiento de un objeto cuando hay suficiente luz. Sin embargo, basta con que hagamos un leve movimiento al pulsar el botón de la cámara para que el resultado acabe siendo una imagen borrosa.

Por eso, y aunque es bastante probable de que no lo hagas adrede, deberías acostumbrarte a presionar suavemente el disparador con el fin de evitar estos leves movimientos que perjudican el resultado final de la imagen.

Recuerda que la imagen no se captura instantáneamente. El sensor de la cámara necesita su tiempo durante el cual no debe haber ningún movimiento para evitar una foto borrosa (especialmente si el tiempo de exposición es largo).

Además, Beatriz Garrigós nos ofrece unos primeros consejos para que, aunque sea una foto rápida, salga en buenas condiciones. Toma nota: “apoyarnos en una columna, en una mesa o simplemente fijar los codos en nuestro propio cuerpo para facilitar la estabilidad a la hora de sujetar el móvil” son algunos trucos que te permitirán estabilizar la imagen.

Esta fotógrafa recuerda que es importante que busquemos esa posición “ya con el dedo en el botón de disparo” para estar cómodos y obtener una buena instantánea.

Tripode

Estos consejos se vuelven una norma imprescindible cuando “las condiciones de iluminación disminuyen”, ya que en estos casos “no solo necesitaremos un buen pulso”, puesto que cuanta menor es la iluminación “más” problemas de enfoque tendremos”.

Elementos que están para ayudarte

Si te gusta la fotografía ya sabrás que uno de los principales accesorios con los que casi todo fotógrafo se equipa es con un trípode. Además, en el mercado puedes encontrar trípodes articulados y pequeños ideales para ser utilizados con un smartphone.

Un trípode es el elemento ideal para que el móvil no se mueva y la todo sea perfecta. Pero, si no tienes uno, puedes usar tu propio cuerpo como si fuera uno. ¿Cómo? “Manteniendo los codos lo más pegados al cuerpo”, explica Beatriz Garrigós, puesto que así “le daremos mayor estabilidad que si los mantenemos al aire, ya que el propio peso de los brazos nos impide mantenernos inmóviles”.

Por su puesto, si tienes una mesa en la que te puedas apoyar el efecto será parecido a tener un trípode. Y, como te decíamos antes, también sirve apoyarse en una pared o una columna. “Todo punto de apoyo extra facilitará nuestra estabilidad”, certifica esta fotógrafa.

El HDR puede ser tu aliado

Como ya sabes, las cámaras de los móviles cada vez incorporan más y mejores funciones y muchas de ellas pueden ser de gran utilidad incluso para propósitos no originales.

Tractor Hdr

Por ejemplo, el HDR. El rango dinámico alto permite que la cámara del smartphone tome tres disparos en diferentes exposiciones (bajo exposición, sobreexpuestas y en el medio) y combinarlas en una sola imagen. El producto final es una foto que tiene detalles mejorados en las sombras y resaltes de la imagen.

Lo mismo pasa con la sensibilidad ISO. Por lo general, las cámaras de los teléfonos móviles tienen una lente de apertura fija. Pero puedes alterar la exposición ajustando tanto la velocidad de obturación como el nivel ISO con el que tomas la imagen. Eso sí, recuerda que si hay poca luz, al tener que tener abierto durante más tiempo el obturador, hay más riesgo de que se produzcan movimientos.

También puedes sacar partido de las fotografías en ráfaga (y así quedarte con la mejor) o con el disparo retardado, lo que te permitirá que, aunque muevas la cámara al presionar el botón de disparar, la imagen salga movida ya que la toma se realizará segundos después de haber pulsado el botón.

Una buena cámara para unos buenos resultados

Además de todos estos consejos que te hemos ofrecido y de la pericia con la que los lleves a cabo, hay otro elemento fundamental para obtener unas buenas fotografías: cuanto mejor sea la cámara de tu terminal, mejores resultados obtendrás y más opciones tendrás a tu alcance para lograr que las fotos siempre te queden perfectas.

Tritech

El ASUS ZenFone 3 incluye una cámara de 16 MP y una lente de gran apertura f/2,0 para hacer grandes tomas. Además, cuenta con el enfoque automático TriTech, que permite enfocar en solo 0,03 segundos los sujetos y personas a cualquier distancia y con cualquier iluminación.

Esto es posible gracias a las tres tecnologías de enfoque (láser, detección de fase y enfoque automático continuo) que incluye la cámara.

Este smartphone también incorpora estabilización de imagen óptica y electrónica para lograr fotos y vídeos que no estén movidos. En el caso de las fotos, el estabilizador de imagen óptica (OIS) de cuatro ejes detecta y evita los movimientos de la mano para impedir que las fotos salgan borrosas.

Fuente de noticia

No hay comentarios