Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

 

SANTIAGO,RD.-    La neuropatía es una enfermedad que afecta uno o varios nervios periféricos.  Encontramos este problema de salud en menos del tres por ciento de la población general que no ha cumplido los 60 años.  A partir de esta edad la posibilidad de sufrir una neuropatía es de alrededor de dos por cada 25 habitantes, es decir, de un ocho por ciento.

 Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

No sólo la edad juega un rol importante en la presencia de esta enfermedad, también el abuso del consumo de alcohol, una alimentación con deficiencia de vitaminas del complejo B, intoxicación por algunos metales como el plomo, fármacos, disolventes, compresión del nervio, enfermedades virales, de los vasos y la diabetes pueden ser factores de mucho peso en la producción de este mal.  Por esa razón es que hablamos de neuropatía diabética, alcohólica, por intoxicación de diferentes sustancias entre muchas más.  Sin embargo, también encontramos algunos trastornos de éstos cuyos orígenes están determinados por un factor hereditario.

De acuerdo al tiempo de iniciadas las neuropatías pueden ser: agudas (menos de 28 días), subagudas(entre 28 y 56 días) y crónicas más de 56 días.

Cuando la neuropatía afecta a un nervio se llama mononeuropatía y un ejemplo de este caso es el síndrome del túnel carpiano (lesión del nervio mediano en el brazo).  Mientras que si afecta a más de un nervio se denomina polineuropatía como el síndrome de Guillain Barré

 

MANIFESTACIONES DE LA NEUROPATÍA PERIFÉRICA

 

Los síntomas que presentan estos enfermos son rigidez, calambres, debilidad, fatiga, sensación de caliente y hormigueo en la extremidad afectada, sudoración excesiva; pero el dolor es la manifestación más significativa.

A veces el único síntoma presentado por este enfermo es un calentón en los pies o en las manos y las personas nos dicen que se están quemando esa parte del cuerpo.

DIAGNOSTICO.

Además de los signos y los síntomas que nos orientan sobre la presencia de la enfermedad, necesitamos hacer los análisis de laboratorio clínico que nos ayudan a confirmar o descartar el problema.  También es imprescindible realizar un estudio de la conducción bioeléctrica y de velocidad de conducción del o los músculos y nervios que podrían estar involucrados en el proceso y para esto se realiza una electromiografía y una prueba de velocidad de conducción nerviosa.  Una vez estemos seguros de que estamos frente a una neuropatía entonces empezamos el tratamiento.

EL MANEJO

Todo va a depender de la causa.  Si hay una compresión debemos liberar al nervio que la produce.  Mientras que si estamos frente a la deficiencia de alguna vitamina, como el caso de la B12, o el exceso de algún mineral, debemos resolver esta situación para luego empezar con las terapias y acciones beneficiosas para el caso.

Con frecuencia se inicia el tratamiento sintomatológico de la enfermedad con pregabalina, un fármaco que actúa disminuyendo las señales nerviosas del dolor enviadas al cerebro.  Este medicamento debe usarse siempre bajo receta médica porque puede producir efectos secundarios como náusea, vómitos, mareos, visión borrosa, distensión abdominal y falta de coordinación entre muchos más.

No hay comentarios

Deja un comentario...