Compartir
Neney Cabrera. Archivo

Servicios/Caribbean Digital

 

 

El vicepresidente del Partido Revolucionario Dominicano, Neney Cabrera, declaró este viernes que el cuatrienio, como presidente del PRD del Ing. Miguel Vargas Maldonado, concluye irrefutablemente el próximo 19 de Julio de este ano, por lo que es impostergable la celebración de la Convención Ordinaria, como forma eficiente de superar la crisis que afecta al partido.

Neney Cabrera.
Neney Cabrera.

La única verdad, precisó Neney, “es que el período de ejercicio del ingeniero Miguel Vargas comenzó el 19 de julio de 2009, cuando fue proclamado y juramentado como presidente del PRD en el Centro de Convenciones de Sans Soucí, porque aunque luego fue ratificado en las primarias del 27 de septiembre, este último evento fue una mera formalidad, pues él ya había sustituido al ingeniero Ramón Alburquerque y estaba ejerciendo oficialmente desde las oficinas de la Casa Nacional”.

El también secretario ejecutivo del PRD dijo que los Estatutos del partido establecen, de manera muy clara, que el período de duración de las autoridades internas es de cuatro años, “no hay ningún espacio para interpretaciones, miguel empezó el 19 de Julio del ano 2009 y tiene que terminar necesariamente el 19 de Julio de este ano 2013, mantener al partido en una crisis, que ya tiene hastiados a los perredeístas y al país, por una supuesta discrepancia de fechas, es sencillamente un absurdo inaceptable”.

El antiguo congresista llamó a sus compañeros a “recordar que el PRD no es solo su cúpula directiva, actualmente envuelta en una confrontación tan lamentable como infecunda, sino que la organización es de todos los perredeístas, los de arriba y los de abajo, y sobre todo el instrumento político que mejor representa los intereses de los dominicanos de buena voluntad”

Ya es hora, enfatizó, “de que todos depongamos malquerencias y resquemores, y como hermanos que siempre hemos sido los perredeísta nos aboquemos a lo que establecen los estatutos del partido, la unidad de la familia perredeísta debe estar por encima de los intereses personales de cualquiera de sus dirigentes. Nuestras bases y sobre todo el país reclaman un PRD unido, fuerte, vigoroso y sobre todo que pueda ejercer su función de partido de oposición en la Republica Dominicana.

No hay comentarios

Deja un comentario...