Compartir

Caribbean Digital

JOHANNESBURGO (Reuters) – El ex presidente de Sudáfrica Nelson Mandela fue ingresado el sábado en un hospital para ser tratado de un “dolor abdominal prolongado”, lo que aumenta las preocupaciones sobre la salud del líder anti-apartheid de 93 años.

El Gobierno informó de que Mandela requería un tratamiento médico especializado, aunque el partido Congreso Nacional Africano (CNA) en el poder afirmó que su hospitalización no era una emergencia y que no implicaba una cirugía.

“No hay necesidad de alarmarse”, dijo el portavoz del CNA Keith Khoza al canal sudafricano e-News. “No fue un ingreso al hospital por emergencia. Fue planeado”, aseveró.

Una fuente del partido dijo a Reuters que Mandela, que es conocido popularmente como Madiba, no “parece estar grave”.

Mandela, que está frágil de salud, pasó varios días en un hospital Milpark de Johannesburgo hace poco más de un año con problemas respiratorios.

Desde entonces no ha aparecido en público y pasa el tiempo entre Johannesburgo y la población de sus ancestros, Qunu, en la empobrecida Provincia Oriental del Cabo.

Como el primer presidente negro de Sudáfrica, Mandela ocupa una posición central en la mitología de un país que fue gobernado por la minoría blanca hasta las elecciones de 1994 que permitieron candidatos sin distinción de raza.

Previamente este mes, el presidente Jacob Zuma y el banco central emitieron una serie de billetes con su imagen.

Mandela se retiró hace tiempo de la política activa y la vida pública de la mayor economía de África, y su último período en el Gobierno finalizó en 1999.

Su última gran aparición pública se produjo en julio del 2010 en la final del Mundial de fútbol en el estadio Soccer City de Johannesburgo.

Fuente:http://es.noticias.yahoo.com

No hay comentarios