Compartir
Negro Veras. Archivo.

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO.– El doctor Ramón Antonio (Negro) Veras advirtió que aunque quienes atentaron contra su hijo Jordi Veras tratan de burlar la justicia, él persistirá apegado al derecho y confiado en que los jueces van a cumplir con su responsabilidad y la sociedad no permitirá que el crimen organizado la ponga de rodillas.

Negro Veras. Archivo.

Veras señaló que tanto el señor Adriano Román, la persona que según la acusación pagó para que asesinaran a Jordi Veras, como la Asociación de Malhechores que ejecutó el atentado, están tratando de burlarse de la sociedad dominicana, no solo de la familia Veras-Rodríguez.

“El caso Jordi, en doce ocasiones, ha sido reenviado con argumentos de Adriano Román y de la Asociación de Malhechores. El caso está parado hasta que la Suprema se pronuncie sobre la petición de declinatoria”, expresó Negro Veras al participar en el programa televisivo “De la semana”.

Veras explicó que desde que se produjo el atentado contra Jordi el 2 de junio de 2010 en el que recibió dos balazos en la cara pero sobrevivió, Román y sus abogados no han hecho sino torpedear el juicio para que el Tercer Juzgado de Instrucción del Distrito Judicial de Santiago no imparta justicia.

Jordi Veras fue el abogado que defendió a la señora Miguelina Llaverías, ex esposa de Román, quien en 1977 fue torturada y en 2005 fue mandada a asesinar. La justicia condenó a Román a 20 años de prisión por los hechos y se encuentra encarcelado en Rafey, Santiago.

El jurista manifestó que su hijo Jordi fue mandado a asesinar porque como abogado de la señora Llaverías se comportó en forma responsable, cumplió con su deber y la sociedad no puede permitir que quien actúa de esa forma sea asesinado o vejado sin una sanción ejemplar de la justicia.

Dijo que como su hijo fue atacado a tiros porque cumplió responsablemente con su papel como abogado, la sociedad y la justicia responsable de este país tiene que comportarse en forma responsable con ese caso.

Veras consideró que el caso Jordi expresa dos opciones: “de un lado el sicariato, la escoria social que mandó a matar a un hombre responsable que cumplió con su deber, y del otro lado está el honor, el derecho, la justicia y los padres responsables que no quieren ver a sus hijos siendo como Jordi”.

Expresó que Román, el acusado de mandar a asesinar a Jordi, “se considera el hombre de vidrio que no quiere que el derecho, la justicia y la sociedad lo sancionen. Porque eso es: él se ha convertido en el licenciado Vidriera”, dijo el jurista parafraseando un relato de las Novelas Ejemplares de Miguel de Cervantes.

Afirmó que en “los fatídicos 12 años de gobierno de Balaguer” el gobernante sostuvo que la justicia era un mercado que se vende, “pero en es coyuntura, la justicia de Santiago seguía siendo la mejor del país hasta el punto que se decía que el Departamento Judicial de Santiago lucía como una flor en un pantano. Hoy la justicia dominicana es otra en respeto y credibilidad y la de Santiago es la mejor de todas”.

Fuente: Diario Libre

No hay comentarios

Deja un comentario...