Compartir
Estadio de beisbol, negro veras
Negro Veras. Archivo

José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

 

El jurista trata el tema luego de 30 meses de la tentativa de asesinato contra su hijo Jordi Veras, el atentado contra la ingeniera Francina Hungría y otros hechos delictivos.

 

SANTIAGO, RD./El reputado abogado Ramón Antonio Veras (Negro), dijo que los criminales no pueden imponer sus reglas y la familia dominicana no se puede dejar amedrentar, al tiempo de señalar que la intimidación de la asociación de criminales no debe ser aceptada tranquilamente, con pasividad ni indiferencia.

Negro Veras. Archivo

Dijo que en la medida que la criminalidad organizada procura amedrentar a los hombres y mujeres de bien, a las familias decentes, se hace más necesario que el imperio de la ley y que la vara de la justicia alcance a los que no se adaptan a vivir en una sociedad civilizada, libre de miedo y de sobresaltos.

“Los dominicanos y dominicanas que aspiramos a vivir en una sociedad con seguridad y garantía de vida material y espiritual, somos más que los asesinos, que aquellos que se han dispuesto imponer sus designios por medio de la pistola y el tiro en la cara, o en el corazón de su víctima”, afirmó.

La reflexión del jurista Negro Veras se producen a propósito de cumplirse 30 meses de la tentativa de asesinato contra su hijo, el abogado y comunicador Jordi Veras, ocurrida el 02 de junio de 2010.

“Al llegar las fiestas navideñas y, a la espera de un nuevo año, nuestra familia se mantiene con la misma fe confiando en que ha de llegar la justicia que hemos reclamados durante treinta (30) meses, desde el 2 de junio de 2010, cuando se ejecutó la tentativa de asesinato contra mi hijo José Jordi Veras”, manifestó.

“Porque en el seno de la familia Veras no hay espacio para el odio, la inquina, el resentimiento, ni la venganza; nos hemos apoyado en la justicia, la ley, el derecho, y la rectitud y confianza que nos genera el servicio judicial de Santiago”, sostuvo Negro Veras en un comunicado.

 

 

A continuación el texto íntegro del comunicado remitido a la redacción de Caribbean Digital

 

 

 

A LOS 30 MESES DELA TENTATIVA DEASESINATO CONTRA MI HIJO JORDI VERAS.

 

Por: Ramón Antonio Veras.

 

1.- Al llegar las fiestas navideñas y, a la espera de un nuevo año, nuestra familia se mantiene con la misma fe confiando en que ha de llegar la justicia que hemos reclamados durante treinta (30) meses, desde el 2 de junio de 2010, cuando se ejecutó la tentativa de asesinato contra mi hijo José Jordi Veras.

2.- Porque en el seno de la familia Veras no hay espacio para el odio, la inquina, el resentimiento, ni la venganza; nos hemos apoyado en la justicia, la ley, el derecho, y la rectitud y confianza que nos genera el servicio judicial de Santiago.

3.- En la medida que la criminalidad organizada procura amedrentar a los hombres y mujeres de bien, a las familias decentes, se hace más necesario que el imperio de la ley y que la vara de la justicia alcance a los que no se adaptan a vivir en una sociedad civilizada, libre de miedo y de sobresaltos.

4.- Mientras que lo mejor de nuestro pueblo se siente motivado para celebrar, dentro de sus posibilidades, las fiestas navideñas y un nuevo año; los asesinos, los de la misma calaña, de igual ralea que los que quisieron asesinar a mi hijo Jordi, ahora lesionaron y ejecutaron la acción criminal contra la joven ingeniera capitaleña Francina Hungría.

5.- Los criminales no pueden imponer sus reglas, la familia dominicana no se puede dejar amedrentar; la intimidación de la asociación de criminales no debe ser aceptada tranquilamente, con pasividad ni indiferencia.

6.- Los dominicanos y dominicanas que aspiramos a vivir en una sociedad con seguridad y garantía de vida material y espiritual, somos más que los asesinos, que aquellos que se han dispuesto imponer sus designios por medio de la pistola y el tiro en la cara, o en el corazón de su víctima.

7.- La asociación de asesinos pagados que se unificaron para asesinar a mi hijo Jordi, y así llevar luto, duelo y tristeza a nuestra familia, son de igual formación criminal que el grupo que ejecutó el cuádruple asesinato en el barrio Evaristo Morales y el atentado de la joven y laboriosa ingeniera.

8.- Ante la criminalidad que acecha y desafía, la respuesta de las mujeres y los hombres de bien del país tiene que ser de unidad contra la delincuencia; confianza, reclamo y apoyo a una justicia honesta para que nuestros hijos, nietas y nietos se desarrollen y vivan felices, sin miedo al crimen en sus hogares, ni en las calles.

9.- Nuestro deseo es que se haga justicia para aliviar en algo los sufrimientos de Jordi, el dolor de la familia y la ofensa de que fue objeto la sociedad dominicana por el crimen organizado, que sigue llevando angustia a pacíficos, laboriosos y dignos hogares del país.

10.- En mi nombre, en el de Jordi y en el  de toda nuestra familia, doy las gracias a todas aquellas personas que, de una u otra forma, han manifestado solidaridad; y aprovecho la ocasión para desearles mucha paz, alegría, felicidad y salud en navidad, año nuevo y siempre.

 

Santiago de los Caballeros,

                    2 de diciembre de 2012.   

 

No hay comentarios