Compartir
Negro Veras. Archivo.

Por: Ramón Antonio Veras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ 1.- Cumpliendo con mi responsabilidad de padre de Jordi Veras, he estado siempre presente y a la hora indicada ante el tribunal; sufriendo intranquilidad por el retraso por la no llegada de los acusados; soportando la demora para el inicio de las audiencias; inquietud ante la posibilidad de una nueva prórroga; escuchando diatribas e invectivas de los acusados y sus abogados, y angustiado por la postergación de 14 audiencias.

Negro Veras. Archivo.

2.- El deber como papá me imponía armarme de paciencia, y con la esperanza de que el momento llegaría; con la seguridad y el convencimiento de que la investigación judicial y policial había sido hecha dentro de los marcos legales, y con la certeza de que las pruebas se sostendrían porque están amparadas en todo el rigor procesal.

3.- Por fin, ayer martes, 9 de octubre de 2012, en unión de mi familia, y de lo mejor del pueblo dominicano, que desde el día 2 de junio de2010 haestado a nuestro lado, recibimos un satisfactorio respiro cuando escuchamos que el que pagó para matar a Jordi, y los demás asesinos, fueron enviados a la jurisdicción de juicio.

4.- Este ha sido para mi un proceso tortuoso, amargo y desesperante, que me he dispuesto darle seguimiento hasta el final, primero, porque soy el escudo de mis hijos y, segundo, para que nunca más un profesional del derecho sea mandado a asesinar por defender ante los tribunales el derecho, la ley y la justicia, como le ocurrió a Jordi por representar con lealtad a Miguelina Llaverías.

5.- El proceso judicial del caso Jordi no ha concluido, recién comienza. He dicho, y lo reitero, que confío en el material humano que administra la justicia penal en Santiago, y ese criterio lo voy a sostener porque sé que los hombres y mujeres que simbolizan la justicia, la ley y el derecho en mi ciudad natal, son respetados y se respetan y, además, tienen en sus manos las pruebas rodeadas de legalidad contra el que pagó y cada uno de los que se asociaron para matar a mi hijo Jordi.

6.-Solamente aquellos que forman parte de mi saben lo que he pasado como padre de familia, por la acción criminal contra mi hijo Jordi; por tal razón he valorado la solidaridad recibida y nunca la olvidaré.

No hay comentarios

Deja un comentario...