Compartir

Caribbean Digital

Santiago.-La instalación de negocios improvisados crece de manera vertiginosa en las calles de Santiago y ya es común ver cómo operan especie de tiendas de ventas de electrodomésticos, de ropa y hasta especie de agencias vehiculares.negocios

Y es que la situación económica ha motivado a que muchas personas decidan colocar sus artículos en las avenidas, autopistas y calles de la ciudad.

Las camas, televisores, colchones, estufas, lavadoras, bicicletas y hasta inodoros nuevos y usados, a bajos precios contrasta con las grandes tiendas, por lo que para muchos compradores le resultan como especie de respiro a la pesada carga de gastos familiares.

En el trayecto Santiago-Licey al Medio en el kilómetro siete, en menos de un mes, lo que era un puesto de ventas de mercancías viejas ha crecido al punto que hasta aires acondicionados ofertan al público.

Mientras en la avenida Mirador Yaque, en varios los carros y camionetas que colocan en las caceras con el letrero de se vende como si se tratan de agencias vehiculares.

Algunos negocios operan los viernes en una de las calles de entrada al parque de zona franca Víctor Espaillat Mera y que se dedican a la venta de ropas y zapatos.

Los puestos pagan 20 pesos a la asociación que los agrupa y otros veinte a la alcaldía de Santiago como impuesto. Heriberto Castillo, lleva ya diez años colocando su carpa en la avenida Circunvalación ofertando tenis, zapatos y  zapatillas para damas.

“Con el cierre de varias empresas de zona franca y el desempleo, esto ha bajado mucho, pero hay viernes que puedo ganarme entre mil y dos mil pesos”, expresa Castillo al hablar con reporteros de El Caribe, según publica CitySantiago.com. A escasa distancia, Víctor Peña regentea un puesto de venta de ropa para niños.

En el puesto improvisado lleva ya doce años y con ese dinero ha logrado mantener a toda su familia. Cada negocio informal logra emplear entre una y tres personas. Para muchos vendedores, este tipo de establecimiento ha permitido reducir el nivel de desempleo dejado por el desplome de zona franca.

En toda la autopista Duarte son decena de empresas establecidas en todo el trayecto. En su mayoría están dedicadas a la industria del mueble y la alfarería.

No hay comentarios

Deja un comentario...