Compartir
Sacerdote Nerio Valerio.

José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

NAVARRETERE, Santiago. “Este municipio está lleno de drogas y no hay nadie quien controle esa situación”.

En esos términos se expresó con preocupación el sacerdote Nerio Valerio.

Sacerdote Nerio Valerio.
Sacerdote Nerio Valerio.

“Hay muchos puntos de drogas, inclusive hasta en los alrededores de las parroquias”, afirmó el religioso en declaraciones a reporteros de Caribbean Digital.

El sacerdote dijo que el municipio de Navarrete ha crecido y está mas organizado, pero que los problemas del desempleo ha contribuido al auge de la delincuencia reflejado en robos, atracos y el narcotráfico.

Demandó del Gobierno central mayor inversión para incentivar a los jóvenes con empleos y recreación.

“La situación es difícil porque hay muchos puestos de droga y no se denuncian porque los encargados no son capaces de preparar el terreno para enfrentarla”, manifestó con preocupación el sacerdote católico.

El padre Nerio Valerio citó los barrios 27 de Febrero, Santa Ana, el Viejo Carril, entre los más amenazados por los hechos delictivos, como consecuencia de la pobreza y la falta de empleo.

El municipio de Navarrete es uno de los pueblos del país donde distintos grupos populares con el apoyo de los sectores del comercio, estudiantiles, amas de casa y transportistas, se manifiestan constantemente con protestas pidiendo reivindicaciones sociales.

En los últimos años algunas personas han fallecido y otras han resultado heridas y detenidas por los enfrentamientos con agentes policiales durante las protestas.

No hay comentarios