Jaime Munguía, izquierda, junto a su rival, el japonés Takeshi inoue. Foto cortesía Sporting News
Domingo Hernández
Uno de las nuevas figuras mexicanas  que ha impactado con mayor fuerza en los últimos tiempos en la escena boxística internacional, lo es Jaime Munguía.
Munguía es un jovencito de apenas 22 años de edad, que desde hace un buen tiempo comenzó a hilvanar una impresionante carrera en su país, muy en especial participando en carteleras de corte popular.
Esto le sirvió de base para cosechar una cadena de victorias que han ido enriqueciendo su récord, a la vez que le ha servido de aprendizaje para ir asimilando despacio, pero de manera firme, los secretos del boxeo.
En efecto, Munguía ha sido muy bien llevado desde que se hizo profesional, el 13 de julio del 2013, ocasión en la que noqueó en dos asaltos a su compatriota Manuel Mora y hasta la fecha los resultados no se han hecho esperar.
Este joven portento, exhibe hoy día la impresionante marca de 31-0, con 26 nocauts, a lo que se suma el hecho de que ya es campeón del mundo.
Munguía es el actual monarca de los medianos junior -154 libras-, en la versión de la Organización Mundial de Boxeo -OMB-, pero sus planes son mucho más ambicioso.
De hecho ya lleva dos defensas exitosas de la diadema, la cual ganó al noquear en mayo pasado espectacularmente  en apenas cuatro vueltas al estadounidense Sadam Ali. En la primera de ellas se impuso al británico Liam Smith, en julio, y luego, en septiembre puso fuera de combate al norteamericano Brandon Cook.
Munguía  tiene en la mira una pelea con su compatriota Saúl -Canelo-Alvarez, conforme lo ha expresado en múltiples ocasiones.
Hasta el momento, Alvarez no se ha referido al tema y relativamente ha hecho caso omiso al reto planteado por Munguía.
Incluso, cabe señalar que esta sería una pelea opcional para “El Canelo’ en caso de que la aceptara. Tampoco sería un enfrentamiento en lo inmediato, es más bien  futurista.
Esto así, porque Munguía todavía pelea en los medianos junior, y sería en un futuro cuando buscará incursionar en las 165 -límite de los medianos-, en donde “El Canelo” es el campeón.
Mientras tanto, Munguía seguirá abultando su récord, con rivales escogido de manera cuidadosa.
Esta noche, por ejemplo, se prevé que tendrá una defensa cómoda del t1tulo cuando enfrente a su retador japonés, Takeshi Inoue.
La contienda será en el Toyota Center, de Houston, Texas, y lo que se espera es una victoria fácil de Munguía.
Ocurre que Inoue (que no tiene nada que ver con su compatriota del mismo apellido, que si es una superestrella) es un peleador relativamente desconocido, quien todavía no ha tenido rivales calificados en su corta carrera, en la que se mantiene invicto en 13 salidas, con siete triunfos por la vía de la anestesia, lo que indica que su pegada está un poquito por encima del promedio.
Aún así, se da como un hecho que Munguía saldrá airoso, lo que le permitirá seguir preparando las condiciones para cuando llegue ese enfrentamiento ante “El Canelo” para el cual, aún deberá seguir madurando. Es decir, le falta tiempo, pues, si lo apresuran, lo más que podría ocurrir es que le arruinen su promisoria carrera. “El Canelo”, uno de los mejores campeones  libra por libra del momento, es mucha pieza para él. Deben seguir llevándolo despacio, es lo ideal. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de los medianos junior, es importante decir que el primer monarca de esta división, lo fue Emile Griffith, de Islas Vírgenes, quien en 1962,  venció al alemán Ted Wright. !Suena la campana! !Climmp!

Deja un comentario...