Compartir
En rueda de prensa efectuada en la casa nacional, Janet Camilo, presidenta, y dirigentes de FEDOMUSDE, demandaron de los diputados y senadores incluir la tipificación del feminicidio en el ante proyecto de reforma del Código Penal y aprobarlo como una prioridad de su agenda legislativa.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ La Federación Dominicana de Mujeres Social Demócratas, FEDOMUSDE, aseguró este miércoles que el feminicidio y la violencia de género se han mantenido en la última década como una de las más mortales e incontrolables epidemias que afectan a la sociedad, mientras el gobierno no asume su responsabilidad de preservar la seguridad y las vidas de las mujeres.

En rueda de prensa efectuada en la casa nacional, Janet Camilo, presidenta, y dirigentes de FEDOMUSDE, demandaron de los diputados y senadores incluir la tipificación del feminicidio en el ante proyecto de reforma del Código Penal y aprobarlo como una prioridad de su agenda legislativa.

En un mensaje con motivo de celebrarse el sábado el 28 de mayo el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, y el domingo el Día de las Madres, FEDOMUSDE demandó del Congreso Nacional, la Procuraduría General de la República y los ministerios de la Mujer y de Salud Pública sustituir las declaraciones y anuncios de ocasión, por la adopción de políticas públicas dirigidas a prevenir y erradicar la violencia contra la mujer.

Solicitan a esos organismos estatales que además de hacer frente a la creciente ola de muertes violentas de mujeres, pongan en práctica medidas que reduzcan la mortalidad materna y el abuso sexual laboral, que deben ser considerados crímenes de Estado.

En rueda de prensa efectuada en la casa nacional, Janet Camilo, presidenta, y dirigentes de FEDOMUSDE, demandaron de los diputados y senadores incluir la tipificación del feminicidio en el ante proyecto de reforma del Código Penal y aprobarlo como una prioridad de su agenda legislativa.

Documentaron que conforme estudios disponibles, la tasa de feminicidios en nuestro país, para el año 2000 era de 2.30 por cien mil; en 2001, de 2.49; en 2002, de 3.20; en 2003, de 3.78; en el 2004, de 4.16; en 2005, cuando ocurrieron 190 feminicidios, una tasa 4.18, la que bajó para el 2006 a 3.91, único año, junto con el 2007, en el que el número de feminicidios fue de 177 y 173, respectivamente.

Especificaron que en 2008, fueron 204 los feminicidios, 199 en 2009 y 210 en 2010. A lo que va de año son 65 feminicidios los registrados en el sistema de justicia. Estos datos son de la Procuraduría.

Puntualizaron que deviene en una cruel ironía el hecho de que apenas unas decenas de muertes producidas por el cólera mueva más voluntades y acciones del Estado que la epidemia de feminicidios que anualmente se aproxima en promedio a los dos centenares de asesinatos.

Comentaron que a partir del informe anual de Amnistía Internacional, en el que la República Dominicana registra un aumento en las violencias contra la mujer, en un contexto amplio de crímenes al parecer cometidos por la Policía Nacional, las autoridades han reaccionado con alegatos que desdicen los de la organización protectora de derechos, pero que evaden el fondo del asunto, como es la adopción de una política pública con fondos presupuestados, que ayuden a combatir los sesgos de género desde los medios masivos de comunicación, y logren eficientizar y masificar los servicios.

Expusieron que los feminicidios y la violencia de género constituyen una realidad que debe abordar la sociedad en el corto, mediano y largo plazos, pues se trata de conductas profundamente arraigadas en la cultura dominicana y que se mantiene tomando cuerpo debido a la falta de políticas públicas que la enfrenten transversalmente en sus aspectos sociales, educacionales, normativos y de orden público.

Dijeron  saber que la revolución de las mujeres no va a pararse, y que “los derechos que hemos ganado con nuestra lucha a lo largo de la historia, nos ha permitido llegar hasta aquí, pero vamos por más”.

Janet Camilo expresó que FEDOMUSDE se levanta como la voz de las mujeres dominicanas a las que no se escucha. Y que abogan por más poder, más derechos, más oportunidades de participar, más seguridad en las calles, más empleos, más salud, más bienestar.

“En el mes de las madres, mujer dominicana, dedícatelo a ti, pide regalos de vida, amor y paz por una sociedad inclusiva donde la igualdad sea uno de sus pilares fundamentales”, concluyó la declaración.

No hay comentarios

Deja un comentario...