Compartir

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, RD.- La Policía reportó que una mujer de 37 años y su sobrino de 12 murieron ahogados en el balneario La Poza de Baitota, del río Yaque del Norte, Santiago, mientras que en Yamasá un niño de dos años murió asfixiado al tragar una semilla de limoncillo.Agua

De acuerdo con el reporte policial, se trata del menor Jeison Ramos Sosa y su tía Josefina Altagracia Sosa Peña, quienes formaban parte de un grupo de amigos y familiares que acudieron al referido balneario.

Ambos murieron a causa de asfixia por sumersión, conforme certificó la médica legista actuante en el presente caso.

El reporte preliminar del caso refiere que en horas de la tarde el menor Ramos Sosa se lanzó a la referida poza y minutos después empezó a pedir auxilio, fue en estas circunstancias que la su tía Sosa Peña también se lanzó a las aguas para tratar de rescatarlo, siendo sus esfuerzos infructuosos.

Ambos cadáveres fueron sacados de las referidas aguas momentos después.

Con relación al niño de dos años que murió el Yamasá, la Policía dijo que  Andy Rosario, se asfixió al tragarse una semilla de limoncillo, en hecho ocurrido en la casa número 57 de la calle Juan Pablo Duarte, de Yamasá.

Dijo que el infante, hijo del señor Henry Rosario, de 40 años, se encontraba en la referida residencia al momento de ingerir la fruta y asfixiarse.

1 Comentario

  1. Siempre trato que los menores bajo mi cuidado no coman esa fruta; es muy resbaloza en la boca, facil llega a la garganta; es una lastima. Nuestra pena es grande por algo que se evita con un no, eso no lo coma.

Deja un comentario...