Compartir

 

José Hoepelman, abogado de la defensa de la familia de Emely Peguero.

San Francisco de Macorís. – El Juzgado de la primera Instrucción del Distrito Judicial de Duarte dispuso el aplazamiento de las medidas de coerción contra las tres personas que están vinculadas con el asesinato de la joven Emely Peguero Polanco, hecho que llenó de consternación a la población dominicana.

De acuerdo al procurador General de la Corte de Apelación de esta ciudad, el caso concluirá cuando haya 30 años definitivos en contra de los culpables del asesinato.

El aplazamiento fue dispuesto durante la celebración de una audiencia este martes bajo extritas medidas de seguridad por parte de la Policía Nacional y organismos judiciales y penitenciarios, colocados en los alrededores del Palacio de Justicia francomacorisano.

La jueza que conoció la revisión la medida, Isolina Contreras, dispuso el aplazamiento de la medida de coerción contra Bolivar Ureña (el Boli), quien está acusado como cómplice del hecho, y quien supuestamente trasladó el cadáver a una comunidad de Moca. A el Boli se le conocerá  la revisión de la medida el próximo día 4 de diciembre.

Mientras, que a Marlyn Martínez se le realizará la revisión el próximo martes 28 de noviembre, fecha que deberá acudir nuevamente al Juzgado de la Primera Instrucción para que en ese tribunal se le ratifique o se le cambie la medida que se le impuso tras encontrarla culpable de participar de una u otra forma en el asesinato de Emely Peguero.

En tanto, que a Marlon Martínez, principal culpable del hecho, se le ratificó la medida de coerción y se le realizará la revisión el próximo día 21 de febrero, estableciendo tres meses más de prisión.

El aplazamiento de la revisión administrativa  de la pena se desarrolló en medio de un ambiente tenso donde acudieron decenas de familiares, amigos y relacionados de la familia de la víctima para solicitar que los culpables sean castigados ejemplarmente por la justicia francomacorisana. En el  juicio, en representación del Ministerio Publico participaron el procurador general de la Corte de Apelación, Amado José  Rosa y el procurador  fiscal Regis Victorio Reyes.

De su lado, el abogado de la defensa de la familia de Emely, José Hoepelman, dijo que el tribunal decidió dejar a Marlon Martínez en prisión por tres meses más, indicando que fue correcta la disposición, ya que si los imputados no quisieron que se le conociera este martes, sino “que se lo conozca cuando ellos quieran, total, en están en prisión’’.

El abogado de la familia Peguero se mostró confiable que la justicia realizará su papel y que los culpables serán castigados como manda la ley.

De igual forma, el procurador general de la Corte de Apelación calificó de adecuada la disposición del tribunal, ya que la jueza ratificó por tres meses más la medida de coerción contra Marlos Martínez y dispuso el aplazamiento de las otra dos por un asunto técnico que era entendible, ya que el plazo de los tres meses todavía no había llegado y por ende las revisiones oficiosas o revisiones de oficio se revisan cada tres meses.

“Eso es correcto y nosotros como Ministerio Públio no tuvimos ningún inconveniente, lógicamente había que entender que dada las circunstancias del caso, de que se trata de las posibilidades de fuga, todo lo que implica una medida de coerción está dado y había que ratificar por tres meses más”, dijo el procurador Amado José Rosa.

Sostuvo, que ya el Ministerio Público tiene bastante avanzada la investigación y en los próximos días tendrá la oportunidad de presentar una acusación que permita a la justicia pasar a otra fase del proceso.

Amado José Rosa indicó que en el caso de Marlín y el Boli, estos fueron aplazados porque el plazo de los tres meses no se había vencido para ellos, indicando que el de Marlon estaba casi al vencerse, ya que es el 24 y tomando en cuenta que solo falta tres días, la juez entendió que eso no le violenta ningún derecho y se le conoció la audiencia.

“Este caso se termina cuando haya 30 años de condena de los acusados del crimen en contra de la adolescente Emely Peguero’’, proclamó el procurador general de la Corte de Apelación.

En representación de los imputados la barra de la defensa de Bolívar Ureña estuvo encabezada por el abogado Félix Portes, mientras que Marlin y su hijo Marlon Martínez estuvieron representados por Ricardo Reyna y Cándido Simó.

La audiencia del conocimiento de la medida se inició cerca de la once de la mañana y concluyó a las 3:00 de la tarde.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...