Compartir
Nuria Piera. Archivo.

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El movimiento Ciudadanos y Ciudadanas por la Democracia llamó este viernes a cerrar filas en defensa de la periodista Nuria Piera, sometida a presiones y objeto de una campaña de descrédito alentada por el gobierno peledeísta desde que comenzara a difundir a principios de abril una serie de reportajes sobre la corrupción del senador oficialista Félix Bautista.

Nuria Piera. Archivo.

En una declaración escrita, Ciudadanos y Ciudadanos por la Democracia afirman que las presiones contra Piera y la persecución policial de sus presuntas fuentes,  constituyen una manifestación más del clima de censura de la prensa y de coerción contra los periodistas críticos.

“No conforme con haber pervertido el ejercicio periodístico a niveles insospechados a través del pago directo o la inclusión en nómina de cientos de periodistas en todo el país, el gobierno peledeísta de Leonel Fernández y sus funcionarios hacen cotidianamente uso del poder para lograr por otras vías, incluido el chantaje a los propietarios de medios, el silencio de aquellos a los que no han podido comprar”, dice el grupo integrado por profesionales de distintas disciplinas y activistas sociales.

Añade más adelante que los intentos de acallar a Piera es el último acto del proyecto de la dictadura constitucional de uniformizar la opinión pública en beneficio de su prolongación a través de la candidatura del oficialista Danilo Medina.

“Los valientes reportajes de Nuria Piera, cuyas credenciales éticas y profesionales son incuestionables, han sacado a la luz  parte del gran entramado de corrupción, con tentáculos internacionales, que la dictadura constitucional de Leonel Fernández y el PLD se esfuerzan por mantener oculto”, continúa diciendo la declaración.

A continuación la declaración íntegra de Ciudadanos y Ciudadanas por la Democracia.

Declaración pública en defensa de Nuria Piera y de la libertad de prensa

Las presiones contra la periodista de investigación Nuria Piera y la persecución de las presuntas fuentes de sus reportajes denunciando la red de corrupción del senador del Partido de la Liberación Dominicana, Félix Bautista, constituyen una manifestación más del clima de censura de la prensa dominicana y de coerción contra los periodistas críticos con el envilecimiento de la administración pública y el debilitamiento de la institucionalidad.

No conforme con haber pervertido el ejercicio periodístico a niveles insospechados a través del pago directo o la inclusión en nómina de cientos de periodistas en todo el país, el gobierno peledeísta de Leonel Fernández y sus funcionarios hacen cotidianamente uso del poder para lograr por otras vías, incluido el chantaje a los propietarios de medios, el silencio de aquellos a los que no ha podido comprar.

La campaña de descrédito contra Nuria Piera es el último acto de la dictadura constitucional de Leonel Fernández y el PLD en su proyecto de uniformizar la opinión pública como garantía de que no trasciendan los negocios que enriquecen ilícitamente a los funcionarios y principales dirigentes peledeístas, y poder así conservar las posibilidades de continuar depredando el Estado en un gobierno de Danilo Medina.

Es también un flagrante desconocimiento del Art. 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la de la cual la República Dominicana es signataria, en el cual se establece que: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Asimismo, desconoce el Art. 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos, que también compromete a los Estados, entre ellos al dominicano, a respetar el derecho de libertad de pensamiento y de expresión, en consonancia con la Declaración de la ONU.

Constituye, por tanto, un atentado contra las libertadas democráticas que son aspiración, y por las que lucha desde hace cincuenta años, del pueblo dominicano.

Los valientes reportajes de Nuria Piera, cuyas credenciales éticas y profesionales son incuestionables, han sacado a la luz  parte del gran entramado de corrupción, con tentáculos internacionales, que la dictadura constitucional de Leonel Fernández y el PLD se esfuerzan por mantener oculto. Frente a los ojos de la opinión pública, Nuria Piera ha puesto indignantes evidencias de la corrupción peledeísta que, sin embargo, el Ministerio Público ha preferido ignorar, en cumplimiento fiel de su papel de instrumento de la dictadura constitucional.

En estos momentos en que la embestida oficialista contra Nuria Piera, protagonizada por las llamadas “bocinas”,  alcanza niveles paroxísticos, Ciudadanos y Ciudadanas por la Democracia llama a cerrar filas en defensa de la ejemplar periodista y para impedir que se imponga el proyecto de erradicar toda denuncia de las prácticas corruptas del PLD, sus gobierno y sus funcionarios.

Fuente: Hoy

No hay comentarios

Deja un comentario...