Compartir

Caribbean Digital

El ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta,  anunció  este jueves que el proyecto modelo Boca de Cachón, en Jimaní, estará concluido en dos meses.casas

Con el nuevo Boca de Cachón se pondrá fin a los problemas sufridos por más de 500  familias afectadas por los daños provocados por las crecidas del Lago Enriquillo.

“Este  es un proyecto prioritario para el presidente Danilo Medina, por eso estamos avanzando en tiempo record”, dijo el funcionario al realizar un recorrido por el complejo habitacional construido a un costo de 20 millones de dólares.

José Ramón Peralta, ministro Administrativo de la Presidencia al momento de anunciar que el proyecto estará concluido en dos meses.

En el proyecto se levantan 560 viviendas, en un área de 30 a 50 metros sobre el nivel del mar, para garantizar que las familias estén resguardadas de las crecidas del Lago Enriquillo.

Peralta explicó que las casas tienen tres habitaciones, son edificadas con bloques y techadas de zinc, y serán entregadas a los afectados sin costo alguno para ellos. Cuatro de las viviendas han sido construidas para familias de personas con discapacidad.

Este proyecto, concebido como pueblo modelo para el país, ya que cuenta con todos los servicios necesarios, entre ellos, destacamento policial, estación de bomberos, clínica de atención primaria, farmacia, asilo de ancianos, puesto de la Cruz Roja, juzgado de paz, funeraria y cementerio, explicó el funcionario.

Las casas del proyecto tienen tres habitaciones, edificadas con bloques y techadas de zinc, y además, cuentan con todos los servicios necesarios.

Agregó que en el aspecto educativo contará con estancia infantil, escuela básica e intermedia donde se impartirán clases en tanda extendida; además  una escuela laboral y una biblioteca con servicio de internet.

Asimismo, se establecerán aéreas de esparcimiento, comerciales, deportivas y culturales; iglesias católica y evangélica, alcaldía y centro comunal.

El funcionario dijo que Boca de Cachón será un pueblo verde, “ es decir el primer pueblo en el país construido de acuerdo a las recomendaciones del protocolo de Kyoto que, entre otras cosas, estará rodeado de bosque  de sumidero”.

Además contará con un parque central y cuatro parques temáticos y será el primer pueblo en contar con un manejo integral de los desechos.

Agregó Peralta que “este proyecto va mucho más allá de la construcción de viviendas; no solo queremos mejorar las condiciones materiales de esas familias, sino también elevar sus condiciones morales, de desarrollo humano y su felicidad”.

No hay comentarios