Compartir
Obispo Tomás Abreu. Archivo.

Por Marcelo Peralta

Especial/Caribbean Digital

Sus restos serán trasladados desde Cacique al local del INDENOR y este jueves en las primeras horas llevado a la Catedral Santa Cruz.

El velatorio de Abreu Herrera se efectuará en el local del INDENOR.

MAO, Valverde, R.D.-La muerte del primer obispo que tuvo la Diócesis Mao-Montecristi y con incidencia en las provincias Valverde, Santiago Rodríguez, Dajabón y Montecristi, ha puesto a llorar a millones de seres humanos que lo conocieron en vida y fueron testigos de sus obras.

Obispo Tomás Abreu. Archivo.

Monseñor Jerónimo Tomás Abreu Herrera, llevaba varios días en cuidados intensivos en un centro de salud de la ciudad de Santiago aquejado de una neumonía crónica y un día antes de morir los médicos se lo entregaron a sus familiares.

Abreu Herrera, nació el 30 de septiembre de 1930 en la comunidad Pinar Quemado, municipio de Jarabacoa provincia de La Concepción de La Vega en el Valle del Cibao Central.

Realizó sus estudios en el Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino en la ciudad de  Santo Domingo y en el año 1948; mientras que fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1955, en la catedral de Santo Domingo.

Tras darse a conocer su muerte, mies de cristianos en el país, especialmente en la Línea Noroeste donde ejercicio el sacerdocio desde el primer día de su consagración y gozaba de aprecio y consideración.

Tras luchar por varios años de la enfermedad que padecía que lo llevó en múltiples ocasiones a las distintas clínicas del Cibao, finalmente cayó vencido.

Al retirarse de las actividades religiosas como lo dispone el Vaticano al cumplir los 75 años de edad, Abreu Herrera se fue a su casa campestre en el paraje Cacique, municipio de Monción provincia Santiago Rodríguez, era visitado por cientos de personas de distintos estratos sociales.

El velatorio de sus restos será realizado en el local del Instituto para el Desarrollo del Noroeste-INDENOR- por ser el fundador y su presidente hasta el día de su muerte.

Era un hombre muy delicado a sus oficios y un defensor neto de los pueblos del Noroeste, porque anhelaba el cambio de cada una de las comunidades que los conforman.

Era una persona muy carismática dentro de la comunidad religiosa a la que pertenecía y con cada uno de los comunitarios.

Su muerte de Abreu Herrera llega en un período de especial inquietud para todos los católicos y de entidades religiosas, debido al auge de la violencia, inseguridad ciudadana y la criminalidad.

Defendía a cada una de las personas que les visitaban tanto en el INDENOR como en la Catedral Santa Cruz de Mao, la cual digirió desde su consagración como obispo.

Miles han formulado llamadas al INDENOR para rezar, y expresar su profundo dolor por su fallecimiento.
Francisco Antonio Pérez Rodríguez, miembro del director del INDENOR, consideró que Abreu Herrera fue uno de sus líderes católico y comunitario al que describió como “un hombre respetado por cristianos, a quienes ofrecía siempre amor y respeto”.

Según la normativa de la Religión Católica, el cuerpo inerte de Abreu Herrera será trasladado desde el INDENOR hasta la Catedral Santa Cruz, donde será sepultado en la cripta.

A la zona de Mao, se trasladarán un grupo de obispos, arzobispos y laicos para darle cristiana sepultura.

Además, periodistas de la estirpe de Ignacio Guerrero, Amable Grullón, Félix González, César Montesinos, Ray Cadet, Samuel Jiménez Suero, Rafael Pujols, Quiro Gómez, Leaquina Rodríguez, Miguel de Jesús, Angel Berto Almonte, entre otros lamentan el fallecimiento del religioso.

 

Datos de monseñor Jerónimo Tomás Abreu Herrera: Nació el día 3 de septiembre de 1930, en la Sección Pinar Quemado a medio kilómetro del municipio de Jarabacoa, provincia La Vega en el Valle del Cibao Central.

Sus padres fueron los señores: Juan Tomás Abreu, de ocupación comerciante y agricultor; y la señora Eva María Herrera, maestra de profesión.

Tuvo tres hermanos los cuales ya fallecidos y fueron Adán, Mery y Federico.

Los estudios realizados por Abreu Herrera fueron:

Primarios: Escuela Pública primaria Urbana de Jarabacoa.

Bachillerato: Seminario “Padre Fantino”, Santo Cerro, La Vega.

Estudios Filosóficos y teológicos: Seminario pontificio de Santo Tomás de Aquino, Santo Domingo.

Licenciatura en Filosofía: Universidad de Santo Domingo.

Doctorado en derecho económico: Pontificia Universidad Lateranense, Roma.

Curso de pastoral de conjunto con una duración de 9 meses:Instituto de Pastoral Latino Americano (IPLA), en la ciudad de Quito, Ecuador.

Cargos desempeñados:

Vicario cooperador de la catedral de la Vega.

Vice-Canciller.

Canciller.

Vice-párroco de la Catedral de La Vega.

Director de la Casa Social y de cursillos, Santo Cerro, La Vega.

Asesor diocesano de los cursillos de Cristiandad.

Párroco de Nuestra Señora de Fátima, en Bonao.

Vicario General de Pastoral.

Consultor Diocesano.

Párroco de Santa Ana en San Francisco de Macorís.

Oficial del Tribunal Eclesiástico.

Electo obispo de la diócesis Mao-Montecristi el 16 de enero de 1978

Consagrado obispo de la diócesis Mao-Montecristi el 16 enero 1978.

Toma de posesión de la Diócesis el 4 de marzo de 1978, como miembro de la Conferencia Episcopal Dominicana.

Presidente de la comisión Episcopal de Laicos, con sección especial de Juventud, desde el 1978.

Presidente de la Comisión Episcopal de Educación Católica, desde 1984.

Delegado ante el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), de la Conferencia Episcopal Dominicana.

Presidente del Instituto para el Desarrollo del Noroeste, INDENOR, desde el año 1986 hasta la fecha.

Presidente del patronato del Instituto Politécnico del Noroeste, INPONOR.

Propulsor del Quinto Polo Turístico del Noreste otorgado por el Presidente de entonces Joaquín Balaguer a Montecristi y con apoyo agrícola de las provincias Dajabón, Santiago Rodríguez y Valverde.

Durante su mandato en el INDENOR, se organizaron ferias agropecuarias en cada una de las provincias del Noroeste, para dar a conocer sus potencialidades económicas, agrícolas, industriales, culturales, sociales, deportivas, turísticas, entre otras.

También, se construyeron decenas de obras en el Noroeste gestionadas por monseñor Abreu Herrera a través del INDENOR y otras instituciones del Estado y privadas.

No hay comentarios