Compartir

Caribbean Digital

 

Roma, (PL) Una convocatoria de la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL), el mayor sindicato del país, reunió este sábado aquí a miles de trabajadores para protestar contra la austeridad del Gobierno de Mario Monti.

Bajo el lema “El trabajo antes que todo”, los manifestantes se concentraron en la plaza San Giovanni, en el centro de la capital, donde se instaló un escenario y una treintena de casetas informativas de las diferentes federaciones del sindicato.

De acuerdo con los organizadores, el propósito de la protesta es denunciar los recortes en el gasto público, despidos y cierres de fábricas, así como instar al Gobierno tecnócrata a hacer más por ayudar a los trabajadores afectados por la recesión.

Según medios de comunicación locales, en Roma se concentraron afiliados al sindicato y trabajadores precarios e irregulares venidos de diferentes partes de Italia, los cuales portaron globos y banderas del color rojo de la CGIL y pancartas con lemas contra el Gobierno como “Márchate, Monti”.

La secretaria del CGIL, Susanna Camusso, condenó a la administración al manifestar que la austeridad no había funcionado y que los legisladores deberían centrarse en formas destinadas a alentar la inversión y el empleo.

“Sus políticas han impactado la capacidad de consumo y no lograron proteger a la industria y a los trabajadores, esta es la razón por la cual el país está en una recesión extraordinariamente profunda”, declaró.

La CGIL exige al Gobierno medidas que fomenten la inversión y creen empleo, sobre todo entre los jóvenes y las mujeres, sectores especialmente afectados por el incremento de la desocupación.

El Partido Democrático italiano, principal formación de izquierda del país, expresó su apoyo a la protesta, mientras su secretario general, Pierluigi Bersani, apuntó que la CGIL “tiene buenas razones para estar en las calles”.

Por su parte, Camusso anunció que el 14 de noviembre volverán a salir a la calle con motivo de la jornada de movilización en toda la Unión Europea, acordada por la Confederación Europea de Sindicatos.

Este sábado decenas de miles de manifestantes también marcharon por las calles de Londres, en el Reino Unido, para oponerse a las medidas de austeridad y recortes fiscales aplicadas por el Gobierno conservador de David Cameron.

 

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios

Deja un comentario...