Compartir
Miguel Vargas. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./El presidente del Partido Revolucionario Dominicano declaró en Santiago que se ha mantenido soportando estoicamente los insultos, las provocaciones y sabotajes de sus adversarios al interior de esa organización, porque la unidad es de gran valor no sólo para la familia perredeísta sino también para el porvenir del pueblo dominicano.

Miguel Vargas. Archivo.

“Pero precisamente por eso, por el respeto a la unidad del partido, es que mantenemos como posición invariable la defensa del respeto mutuo, el acatamiento de la disciplina y los Estatutos y la institucionalidad, pues esas son las bases para convertir al PRD en un victorioso instrumento al servicio de nuestra sociedad”, precisó.

“El orden y el respeto, que son las bases de la institucionalidad, son de vida o muerte para que tengamos un PRD capaz de hacer una oposición firme pero responsable, y a ser no sólo el partido más votado, como ha ocurrido en las dos últimas elecciones, sino el triunfador de las elecciones legislativas, municipales y presidenciales de 2016, para hacer los cambios y transformaciones que el PLD no ha mostrado vocación para materializar”, manifestó.

Vargas habló al pasar balance a dos días de visita a la provincia de Santiago, donde se reunió con los presidentes zonales y regionales, la directiva de la juventud y las mujeres, con dirigentes de varios municipios y distritos municipales y juramentó movimientos de apoyo al PRD.

Además juramento una dirección provincial de Crecimiento, presidida por el empresario Raymond Familia, y la directiva de un grupo de profesionales y estudiantes encabezado por el académico José Persia.

La visita concluyó con una masiva reunión en el Edificio Empresarial en la que más de mil 500 dirigentes zonales, regionales, municipales y provinciales se expresaron en respaldo a la institucionalidad del partido, que  encarna su presidente.  En este acto Rubén Luna, diputado por los dominicanos residentes en el exterior, dijo que la dirigencia perredeísta de la diáspora respalda también la institucionalidad del PRD.

 

Los ataques

Preguntado sobre el encono con que lo enfrenta el sector perredeísta que lidera Hipólito Mejía, Vargas expuso que se deben a que no pueden explicarle a los perredeístas y al país cómo perdieron las elecciones cuando apenas meses antes tenían una ventaja de más de 20 puntos porcentuales.

“No tienen cómo explicar los graves errores que les impidieron convertir en votos la aspiración de cambio que tenía la mayoría del pueblo, y por eso insisten en buscar a quien cargarle las culpas”, subrayó.

Vargas sintetizó los errores que llevaron a la derrota de Mejía, en que “se negó reiteradamente a formalizar un acuerdo que unificara a todo el partido;  hizo amenazas y ataques gratuitos en contra del presidente Leonel Fernández, su familia y otros dirigentes del PLD que unificaron a ese partido; e incurrió en sucesivos errores verbales que le restaron apoyo decisivo”.

Ilustró esos errores, puntualizando: “olvídense de pifias como afirmar que el presidente de Estados Unidos es africano; del invento de una supuesta cuenta de monseñor Agripino Núñez en Puerto Rico y otras no menos sonoras;  pero si no hubiera afirmado que no pagaría a los acreedores del Estado, si se hubiese ahorrado insultar el honor de las trabajadoras domésticas,  o calificar  de pelafustanes y sinvergüenzas a los magistrados de las altas cortes,  es seguro que hoy el PRD estaría en el gobierno, y no el PLD”.

Vargas dijo sin embargo que ya es hora de que los perredeístas dejen sepultado el pasado, y se dediquen a recomponer el presente para ganar el futuro.  Durante su visita Vargas entró en contacto con los medios de comunicación ante los que expresó la oposición de su partido a la propuesta de reforma fiscal planteada al país por el presidente Danilo Medina porque  sobrecarga a los más pobres y la clase media por la mala administración y los grandes déficits de los gobiernos del PLD.

No hay comentarios