Compartir
Miguel Vargas, presidente del PRD. Archivo

Servicios/Caribbean Digital

El presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas, invitó a todos los perredeístas, sin importar su pertenencia a cualquier corriente interna, a integrarse a las tareas dirigidas a ganar el poder en las eleccciones de 2016.

Miguel Vargas, presidente del PRD. Archivo
Miguel Vargas, presidente del PRD. Archivo

Al pronunciar un discurso de cerca de 12 minutos ante un entusiasta auditorio de diputados, alcaldes, dirigentes perredeístas e invitados, Vargas expresó que el PRD unido y disciplinado, es “el instrumendo adecuado para detener el afán continuista del PLD y darle a cada dominicano el bienestar, la seguridad y prosperidad que merecen”.

Expresó que “trabajamos constantemente para consolidar la unidad; la unidad con disciplina y respeto, conscientes de que ese es el camino para volver al poder, y desde él realizar los grandes cambios que necesita el pueblo dominicano”.

Y dijo que “en ese tenor asumo el compromiso de exhortar a todos a que superemos juntos las actitudes del pasado que nos llevaron a que siendo la organización política más antigua, más votada, la más grande del país, es la que menos ha gobernado”.

Informó que ante la necesidad impostergable de conducir al PRD hacia el triunfo, en los próximos días convocará al Comité Ejecutivo Nacional para retomar la agenda institucional, que incluye de manera fundamental las convenciones para elegir nuevas autoridades y las candidaturas al Congreso y los municipios en las elecciones de 2016.

Ambos procesos electorales internos, puntualizó, se realizarán esta vez con un padrón de militantes que garantice la transparencia, la pluralidad pero también el orden y el respeto a la expresión de la voluntad mayoritaria de todos los perredeístas, sin la intromisión de otros partidos.

“De esta manera, les garantizo que a partir de 2016 el PRD tendrá senadores y senadoras, más diputados y diputadas, más alcaldes y alcaldesas, más regidores y regidoras, y tendrá al presidente de la República”, subrayó bajo la algarabía de los presentes.

Vargas enfatizó en que está garantizada cualquier aspiración en lo institucional, congresual, municipal  y presidencial, que podrá ser canalizada a través de los organismos institucionales, de modo que cada quien ejerza con toda transparencia su derecho a elegir y a ser elegido”.

Al apelar al concurso de su compañeros, Vargas les expuso que “la crítica situación del país y el momento por el que atraviesa nuestro partido, demanda que la unidad del PRD esté fundamentada en el respeto a a voluntad de las mayorías, la ley, la disciplinas y los Estatutos”.

Vargas especificó que “con el discurrir de los días, con el imperio de la ley y la razón, ha quedado definitivamente claro que la institucionalidad y la preservación del PRD descansan en sus legítimas autoridades, elegidas por abrumadorsa mayoría en la XXVII Convención Nacional del 27 de septiembre de 2009 y oficializado e iniciado su mandato el 28 de febrero de 2010, por lo que nuestro ejercicio y el de todos, concluye en febrero de 2014”.

Principios  

En la parte introductoria Vargas expresó sus convicciones de dirigente de paz, persuadido del poder del diálogo y la concertación, y dijo sentirse orgulloso de la historia de lucha del PRD por los mejores intereses del pueblo dominicano.

Vargas expuso que cultiva por enseñanza materna que la verdadera valentía es la serenidad, y la única guerra provechosa y fértil es la del trabajo.

“Es por esto que entiendo que la fuerza del PRD está en la validez y la certeza de nuestras buenas causas  y el debate de ideas como una siembra en la conciencia ciudadana”, dijo.

Por eso mantener vivo el pensamiento de  José Francisco Peña Gómez “acentúa nuestras convicciones democráticas” y que leal a sus principios promovió la prohibición de la reelección presidencal” en la Constitución vigente.

Vargas también consignó que como parte de su cultura institucionalista y democrática que siempre ha acatado, lo favorezcan o no, las decisiones de los tribunales, como las emitidas por el Superior Electoral y Constitucional sobre los diferendos en el PRD.

“Nuestro reconocimiento a los altos magistrados que honran la Nación y contribuyen a consolidar el Estado de Derecho regido por las leyes, y no por la voluntad arbitraria de los hombres”, precisó.

No hay comentarios