Compartir
El presidente Danilo Medina. Archivo.

Por Félix Estévez

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ Tuve la suerte de conocer al candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana, Danilo Medina Sánchez, a través de la prédica fogosa, sustanciosa y motivadora, de uno de sus más fieles apóstoles, el  Ing. Gemán de León, representante y líder del Poderoso Sector Externo de la ciudad de New York, lo cual aconteció gracias a las diligencias del buen amigo Teófilo Delgado.

Danilo Medina. Archivo.

Me llamó poderosamente la atención la forma y el convencimiento, semejante a un fuego abrazador, con que el  Ing. Gemán de León, como un predicador iluminado, y con la fuerza de un rayo en su voz, propagaba las ideas del candidato Danilo Medina Sánchez, ante distintos auditorios, ávidos de conocer las propuestas de gobierno del futuro Presidente de la República Dominicana.

Pero  lo que terminó  conquistándome a sumarme al proyecto del Sector Externo fue observar el modo de hacer política de ese grupo de discípulos de Danilo Medina, totalmente abierto a las personas y a la libertad de pensamiento, aceptando a cada quien tal cual es, sin rencores ni sectarismos; un equipo que hablaba con sus hechos, manejándose con la verdad y absoluta transparencia, y que no maleado por el quehacer político, sino que creyendo en su causa, trabajan  por ella, teniendo por finalidad  el triunfo de su líder para que haga un gobierno extraordinario y sin precedentes en la historia política del país, en beneficio de todos los dominicanos.

De ahí que mi voto el próximo 20 de  es por Danilo Medina Sánchez y Margarita Cedeño de Fernández. Empero, ¿por qué votar por Danilo?

Porque creo que nos encontramos en un momento de la vida política nacional en el cual no debemos pensar en intereses grupales ni personales, sino en lo mejor para la nación y eso lo simboliza Danilo Medina Sánchez. Por tanto, es conveniente, poner nuestros talentos y esfuerzos en su proyecto de bienestar nacional que beneficiará a los más humildes y desamparado, con la implementación de una política de equidad y de igualdad social.

Además, ha Danilo Medina Sánchez, “Estoy construyendo un sueño, unificando la familia, haciendo esfuerzo para conducirla por el bienestar general, reducir la pobreza y la desigualdad social”’. Y  un hombre que visualiza el futuro así, para la familia dominicana, no está haciendo política meramente, está haciendo patria. Y su sueño se torna en una concreta realidad.

Pues dijo el pensador brasileño Don Helder Cámara que “Cuando cree uno solo es sólo un sueño, cuando creen dos, es el principio de la realidad ’’. Y Danilo Medina Sánchez cuenta únicamente con su Sector Externo, con más de un millón de votantes.

El historiador Emilio Rodríguez Demorizi escribió: ‘’ En cada etapa de la vida de un pueblo se requiere  tanto de un hombre como de un libro. El hombre que guíe y el libro que ilumine”. Danilo Medina Sánchez, es el hombre elegido por el destino para guiarnos por los caminos del bienestar, la paz y el progreso con civilidad en el próximo cuatrenio.  Y el libro que nos ilumina es su Programa de Gobierno, mediante el cual cumplirá lo prometido: ‘’ Corregir lo que está mal, continuar lo que está bien y hacer lo que nunca se hizo”, ya que es el único candidato que sabe lo que quiere para su pueblo, cuándo y cómo lograrlo. Por eso la razonabilidad, practicidad y amplitud de su Programa de Gobierno, pues es un hombre que no hace cuentos sino que presenta alcanzables realidades.

La trayectoria política, personal y profesional de Danilo Medina Sánchez lo avalan como candidato creíble, impoluto y de cualidades excepcionales como hombre de estado. Por eso yo creo en Danilo. Tengo fe en que se convertirá en uno de los hombres más dignos de los que han ejercido el poder en la República Dominicana, que hará lo prometido, será un hombre de palabras y hechos, un político honrado que dejará profundas huelas en la historia política nacional, sembrando progreso equitativo y mayor civilidad en la nación,

y que como cristiano hará del ejercicio del poder un sendero de servicio y, contrario a otros, no irá al gobierno a enriquecerse ni a desgobernar al pueblo dominicano. Danilo Medina Sánchez será un buen y gran presidente.

Finalmente, sentenció Mao Zedong: ‘’ La política es una guerra sin efusión de sangre’’.

Hasta el momento tenemos ganada en intención de voto la guerra electoral del próximo  20 de mayo. En cambio, para concretizar la victoria, para que la utopía que representa Danilo Medina Sánchez, sea una patente realidad, debemos votar masivamente, todos los dominicanos de buena voluntad, para que en la noche del 20 de mayo en todo el universo civilizado donde exista un dominicano, digamos con orgullo patrio: ‘’ HEMOS TRIUNFADO’’.

No hay comentarios

Deja un comentario...