Compartir

Caribbean Digital

(BBC Mundo).

¿Qué puede haber peor que tu pareja te rechace cuando le pides que se case contigo? Que lo haga en público delante de miles de espectadores y de millones de internautas.

El documental de Moote se ha estrenado en varios festivales internacionales.
El documental de Moote se ha estrenado en varios festivales internacionales.

Eso fue precisamente lo que le sucedió al actor y comediante Patrick Moote en diciembre de 2011, cuando pocos días antes de navidad le propuso matrimonio a su novia en la cancha del equipo de baloncesto de la Universidad de California-Los Ángeles.

Con las cámaras enfocando y la imagen de la pareja en la pantalla gigante del estadio, Moote sacó un anillo y le preguntó a su novia si quería casarse con él.

¿La reacción de ella? Salir corriendo.

El video de la fallida propuesta matrimonial corrió como la pólvora por internet y a los pocos días tenía millones de visitas en portal de YouTube.

Tras el traumático evento Moote se sentó a hablar con su novia para saber por qué le había rechazado. Una de las varias razones que ella le dio es que pensaba que tenía el pene demasiado pequeño.

Un héroe poco dotado

Con el ego seriamente dañado y necesitado de respuestas, Moote se embarcó en una travesía para intentar averiguar cuán importante es realmente hoy en día el tamaño del miembro viril.

El resultado de esa búsqueda es el documental “Unhung Hero” (Héroe poco dotado), para el que Moote viajó a varias ciudades y países, entrevistando por el camino a familiares, exnovias, activistas, expertos y hasta actores de cine porno.

En “Unhung Hero” Moote examina cómo se ve este asunto en diferentes culturas, mostrando algunos de los tratamientos extremos a los que se someten los hombres de lugares como Corea del Sur, Taiwán y Papúa Nueva Guinea para lucir un pene más grande.

Así, con mucho sentido del humor, en el documental vemos a Moote probando extraños brebajes, pastillas, inyecciones y hasta una técnica que comporta levantar pesas con los genitales.

El actor de 30 años residenciado en Los Ángeles quiere demostrar cómo, al igual que sucede con los cánones de belleza que se les imponen a las mujeres, en las últimas décadas, en parte por culpa de la pornografía, los hombres también han tenido que hacer frente a expectativas poco realistas sobre su físico.

“No quiero que la gente piense que el único motivo por el que mi novia me dejó fue el tamaño de mi pene. Obviamente había otras cosas en la relación que no funcionaban y esa era una de ellas”, explica Patrick Moote en conversación con BBC Mundo.

“Además, cuando me lo dijo tampoco fue una sorpresa. Todos conocemos cómo es nuestra vida sexual y yo sabía que teníamos algunos problemas en ese campo”, señala el intérprete.

“Ha sido increíble”

Según Moote, desde pequeño sabía que tenía el pene pequeño, ya que en la escuela le habían puesto el mote de “pickle” (pepinillo), aunque puntualiza que no tiene ninguna enfermedad.

“Siempre me he sentido inseguro por el tamaño de mi pene, aunque estoy convencido de que, exceptuando a aquellos que tienen un pene enorme, la mayoría de hombres en algún momento se han sentido inseguros en ese campo”, explica.

El comediante asegura que la idea del documental surgió a raíz del enorme éxito que tuvo en internet el video en el que su novia rechazaba su propuesta de matrimonio.

“Tuvo muchísimas visitas y, aunque fue una experiencia triste, la humillación pública ya la había pasado, así que me puse a pensar en maneras de sacar algo positivo de la experiencia”.

“Le conté a Brian Spitz, el director del documental, quien es un amigo mío de toda la vida, cuál era una de las razones por las que mi novia me había dejado y empezamos a hablar sobre el tamaño y sobre si realmente importa o no. Ahí se nos ocurrió hacer el documental”.

Pese a que tras dos años de producción y promoción del documental Moote ya está “cansado de hablar en público de su pene”, también considera que la experiencia “ha sido increíble”, especialmente por la buena acogida que ha tenido entre el público.

“Hubo momentos en los que pensé que podía acabar siendo una mala comedia sobre un pene y eso no era lo que queríamos hacer. Creo que al final conseguimos hacer un documental del que estoy muy orgulloso y que tienen un mensaje de aceptación de uno mismo que es muy positivo”.

No hay comentarios

Deja un comentario...