Compartir

Un informe del Gobierno de México indica que el número de afectados por los fenómenos hidrometeorológicos provocados por el calentamiento global sumaron “cerca de 2,5 millones de personas” entre los años 2001 y 2013 y que en ese país latinoamericano hay “319 municipios con mayor vulnerabilidad a sequías, inundaciones y deslaves”.

Respecto a la emisión de gases de efecto invernadero, ese estudio refleja que la propagación de dióxido de carbono en México representó “el 1,37 % de las emisiones globales” en 2012 y situó a ese país en el 13.º puesto de los lugares “con mayores volúmenes de emisiones de este gas”, derivadas del uso de combustibles fósiles.

Además, ese documento subraya que los escenarios del cambio climático en México “son preocupantes”, ya que para el periodo entre 2015 y 2039 proyecta “temperaturas anuales mayores” hasta en 2 ºC en el norte del país, mientras que “en la mayoría del territorio podrían oscilar” entre 1 ºC y 1,5 ºC.

El ambientalista y director para América Latina de las organizaciones Nuclear Age Peace Foundation y Ocean Futures Society, Rubén Arvizu, declaró a RT que México “es un país altamente vulnerable al cambio climático y, al parecer, los funcionarios de Gobierno, la clase empresarial y los propios ciudadanos del país no están conscientes del riesgo que este suceso implica”.

RT: ¿Considera que México implementa prácticas efectivas para reducir los efectos del calentamiento global?

R.A.: En términos generales, sí; en la práctica, no. Prueba de ello es la Ciudad de México, una metrópoli que se asemeja a la peor región de China por su cantidad de contaminantes en el aire. Y no solo eso, es alarmante cómo han aumentado las enfermedades de los mexicanos debido a la contaminación; entre ellas, infecciones en los ojos, gargantas e, incluso, en los estómagos. El cambio climático sí está presente en la mente de los ciudadanos, pero no con fuerza como para exigir o encontrar soluciones al respecto.

RT: ¿Qué medidas inmediatas debería implementar para emitir la emisión de gases contaminantes?

R.A.: Para empezar, urge una concientización gubernamental en los medios de comunicación para que la gente coopere con el medioambiente. Un ejemplo de ello es el reciclaje: México sigue siendo un país basura, los desperdicios inundan toda la república y, por consecuencia, la atmósfera. El uso prolongado de los automóviles es otro problema que tenemos, así como la quema y tala clandestina de bosques. Todos estos no son son casos futuros, los estamos viviendo hoy. 

RT: Se estima que el 70 % del territorio mexicano es soleado. ¿El Gobierno federal aprovecha esta condición para impulsar tecnologías o energías verdes?

R.A.: México es el país más soleado de toda América: en proporción, recibe más sol que cualquier región ubicada entre Alaska y la Patagonia. En ese sentido, puede ser un gran país productor de energía solar, siempre y cuando no impere la corrupción. ¿A qué me refiero? A que es muy probable que ocurra lo mismo que sucedió con la instalación de aerogeneradores en los campos mexicanos, que fueron colocados bajo circunstancias sospechosas y únicamente por dos empresas extranjeras.

RT: ¿En qué porcentaje aplica México las energías solares y eólicas?

R.A.: Aproximadamente, México cuenta con el 19 % de energías alternativas, para 2030 se estima que el 35 % proceda de fuentes solares y que la mitad provenga de fuentes eólicas en 2050. Para ello, hay que seguir el ejemplo de la India, una región que ha implementado el uso de energía solar, la venta de automóviles eléctricos, la cultura del reciclaje y la disminución en el uso de los materiales plásticos.

RT: ¿Es rentable para la economía de México abandonar el ingreso de la venta de petróleo para apostarle a otras fuentes de energía renovables?

R.A.: El petróleo se va a acabar, aunque el Gobierno de México y otros países digan que están descubriendo más yacimientos. Esto sin mencionar que es un recurso 100% contaminante. Apostarle al petróleo es un error si existen otras alternativas gratis y renovables. Estamos frente a un gran reto: seguir contaminando el planeta o darle un respiro al mundo a través de energías verdes.

José Luis Montenegro

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...