Compartir
Una legisladora de la oposición sostiene un letrero que dice "Defendamos Pemex" en el podio del Congreso en protesta contra la recién aprobada reforma energética en la capital mexicana. Foto AP.

Caribbean Digital

MÉXICO, (AFP).- La Cámara de Diputados de México aprobó definitivamente este jueves una histórica reforma energética, previamente avalada por el Senado, que abre las puertas al capital privado nacional y extranjero, poniendo fin a 75 años de monopolio estatal.

Una legisladora de la oposición sostiene un letrero que dice "Defendamos Pemex" en el podio del Congreso en protesta contra la recién aprobada reforma energética en la capital mexicana. Foto AP.
Una legisladora de la oposición sostiene un letrero que dice “Defendamos Pemex” en el podio del Congreso en protesta contra la recién aprobada reforma energética en la capital mexicana. Foto AP.

Tras su aprobación el miércoles en el Senado con el rechazo de la izquierda, la polémica reforma se aprobó con 353 votos a favor y 134 en contra en la Cámara de Diputados en una votación tensa de más de 20 horas en la que los legisladores intercambiaron gritos e insultos, dos diputadas llegaron a las manos y un legislador de la izquierda se desnudó para simular el “despojo” a la estatal petrolera Pemex.

El presidente Enrique Peña Nieto celebró que se aprobara esta “transformación fundamental que impulsará el crecimiento económico” del país, que bajó sus previsiones de crecimiento para 2013 de un inicial 3,5% hasta un 1,3%.

“¡Vendepatrias!”, “¡verdugos!” o “¡traidores!” fueron algunos de los clamores de los legisladores de la izquierda en la votación nominal del proyecto, que fue aprobado gracias al apoyo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en el poder, y el Partido Acción Nacional (PAN, conservador).

La sesión tuvo que celebrarse en un auditorio alternativo al salón de plenos ya que el miércoles una veintena de legisladores de izquierda se atrincheraron en la tribuna de la sala bloqueando los accesos con sillas y cadenas con la intención de impedir la votación.

La energética es considerada la más importante del paquete de reformas estructurales impulsadas por Peña Nieto, que asumió el poder hace un año, para estimular el crecimiento económico y social del país.

Debido a la modificación a tres artículos constitucionales, ahora la ley tendrá que ser aprobada por 16 de los Congresos estatales para que el presidente la promulgue. Se anticipa que no enfrentará problemas mayores debido a que el PRI y el PAN tienen la mayoría de las gobernaciones de los estados.

No hay comentarios

Deja un comentario...