El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se ha pronunciado sobre la expulsión de 23 diplomáticos rusos y el cese de las relaciones bilaterales de alto nivel con Moscú, medidas anunciadas por la primera ministra británica, Theresa May, este miércoles.

Theresa May está en una posición difícil. Si el Kremlin estuvo deliberadamente detrás del supuesto ataque con agente nervioso contra Serguéi y Yulia Skripal, es probable que ello esté diseñado para provocar una respuesta del Reino Unido con movimientos rusos ya definidos. Solo una respuesta altamente creativa puede evitar esa trampa”, ha escrito Assange en su Twitter.

Además, el activista, refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres desde 2012, ha asegurado que “la respuesta declarada públicamente por May es, desafortunadamente, completamente predecible“.

“El hecho de no expulsar al embajador ruso solo puede verse como una debilidad, una falta de confianza en cuanto a la culpabilidad del Kremlin o una opinión del Ministerio de Relaciones Exteriores británico de que el embajador ruso es inusualmente útil para los intereses del Reino Unido”, ha señalado Assange. Asimismo, el periodista australiano ha añadido en una respuesta a su propia publicación: “Olvidé agregar que May es una idiota total”.

Al expirar el plazo de 36 horas dado a Rusia por la primera ministra británica, May anunció este miércoles la expulsión de 23 diplomáticos rusos, suspender todos los contactos bilaterales de alto nivel con Moscú y retirar una invitación al ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, para que acudiera a Londres. Las autoridades del Reino Unido también han convocado una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU en torno al ataque contra el doble agente ruso. La primera ministra espera la adopción de nuevas medidas contra Rusia a nivel internacional.

Fuente de noticia