Compartir
El político y sociólogo junto a al Arzobispo de la Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carlos Fondeur, presidente del Consejo para el Desarrollo del Centro Histórico de Santiago.

Servicios/Caribbean Digital

Santiago.- El candidato presidencial  de la Alianza por la Democracia, doctor Max Puig, destacó  aquí  que los santiagueros  y las santiagueras  son  un ejemplo de consenso y participación en procura de solucionar  sus problemas  principales, al tiempo de afirmar  que es un valioso aporte  su Plan Estratégico  2020 elaborado en común acuerdo,  por sus actores públicos y privados .

El político y sociólogo junto a al Arzobispo de la Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carlos Fondeur, presidente del Consejo para el Desarrollo del Centro Histórico de Santiago.

Puig  sostuvo que  los propósitos para lograr un desarrollo integral  de Santiago, establecido  en el mencionado plan programático, van en la misma dirección de los ejes  fundamentales  de su propuesta de gobierno  con miras a las elecciones del día 20 de mayo próximo.

El político  y sociólogo expuso sus consideraciones  mientras  participaba en su condición de candidato presidencial  en un encuentro  celebrado  en el salón de actos del  Arzobispado de la Ciudad Corazón, con la presencia  de monseñor  Ramón Benito de la Rosa y Carpio; Gilberto Serulle, alcalde local;  doctor  Carlos Fondeur, presidente del Consejo para el Desarrollo del Centro Histórico de Santiago; Juan Almonte Castillo,  director ejecutivo del Consejo del Centro Histórico Santiago; doctor  Reynaldo Peguero, director ejecutivo del Plan Estratégico  de Santiago y Fernando Puig Miller, director de la Cámara de Comercio y Producción de Santiago, entre otros.

El aspirante a la presidencia de la República indicó que los  temas fundamentales  de su línea programática  de gobierno son  equidad, seguridad, medio ambiente e institucionalidad.

Planteó que  él está proponiendo cambiar el actual modelo de crecimiento económico con injusticia social sustentado por los gobiernos de los partidos tradicionales desde hace más de 50 años.

Significó que  en el país se ha gobernado para favorecer  a  grupos minoritarios y   precisó que por esa razón  pocos tienen mucho y muchos tienen poco.

Sostuvo que  en    su esquema de gobierno  el ser humano ocupa  el centro de las políticas públicas  y    en tal sentido, promoverá la producción,  el empleo  y el ingreso de la familia dominicana.

Dijo que es necesario  garantizar seguridad  física, seguridad jurídica y seguridad alimentaria   para  establecer   la  tranquilidad pública, la igualdad de derechos  ante la ley y  el establecimiento de  ¨las tres calientes¨ prometidas por Juan Bosch en el año 1962, y aún no se ha cumplido.

Puntualizó que  de continuar  los gobiernos de espalda a los problemas medioambientales, el territorio dominicano  se quedará sin agua  y por eso él está planteando ¨más que ningún  otro candidato presidencial, la protección y fortalecimiento de las  cuencas hidrográficas  y  las zonas boscosas, así como nuestra barrera coralina que ante el cambio climático están amenazadas.

Subrayó que en la  República Dominicana se registra una falta de confianza  de la gente por sus autoridades, señalando que los ciudadanos no creen en  funcionarios, políticos.  Jueces y  legisladores  por  actuaciones incorrectas  que debilitan las instituciones.

Agregó que por esta razón  su propuesta de gobierno establece el fortalecimiento institucional como uno de sus ejes fundamentales para lograr el desarrollo integral de la sociedad dominicana.

El candidato a la presidencia de la República por la Alianza por la Democracia dijo que es muy importante la preocupación mostrada por  los valores de la solidaridad y la cultura mostrada por los sustentadores de la iniciativa con miras a desarrollar de manera integral a Santiago.

Argumentó que si en una ciudad   su centro histórico  y sus bienes culturales lucen abandonados, en igual condición vive su gente.

En la actividad  Puig  hizo entrega al arzobispo metropolitano de la diócesis de Santiago, De la Rosa y Carpio, varios tomos de investigaciones históricas sobre la cultura de la ciudad de Puerto Plata, escritas por su finado padre, José Augusto Puig.

De igual manera del alto prelado de la Iglesia Católica le hizo entrega a Puig  del documento contentivo de las iniciativas para alcanzar el desarrollo integral de Santiago.

En el encuentro también estaba presente el doctor Onofre Rojas, quien se refirió a los aportes realizados a favor del progreso de las políticas públicas en la Ciudad Corazón, cuando él estaba al frente de la Comisión Presidencial de Reforma y Modernización del Estado. Igualmente se hizo mención de la colaboración del doctor Héctor Otero, dirigente de la APD,  para elaborar el tema salud dentro del Plan Estratégico Santiago  2020.

No hay comentarios