Martha Heredia, La Baby, ha pasado del éxtasis de la victoria a la agonía de la derrota

MAXIMO LAUREANO

De Acento.com.do

 

 

La noche en que Santiago enloqueció por el triunfo de Martha Heredia.

 

 

SANTIAGO, República Dominicana.-Martha Heredia es motivo de titulares de principalía en los medios de comunicación.

La multitud enloquecía con Martha, en el año 2009.Máximo Laureano/Acento.com.do

La multitud enloquecía con Martha, en el año 2009.
Máximo Laureano/Acento.com.do

Es la segunda ocasión en que esta joven mujer se coloca en el centro de la atención mediática.

En la primera ocasión, hace cuatro años, lo hizo como triunfadora y motivo de orgullo para su pueblo. Hoy, como motivo de asombro, desencanto y tristeza para quienes le siguieron y apoyaron.

Es la crónica de quien vive y disfruta del éxtasis de la victoria y la fama repentinas, y luego cae en la agonía y el escarnio de la derrota.

A principios de diciembre del 2009, santiagueros y santiagueras seguían las presentaciones de Martha Heredia, en el concurso Latin American Idol. En esos días se comenzaba a prestar una atención especial a Martha Heredia, la jovencita que con su expresividad y su dulce voz comenzaba a hacerse notar por encima de los demás participantes en este singular concurso de búsqueda de talentos para el canto.

Sin embargo, eran sólo un vistazo lejano a lo que vendría después, a la vehemencia que se generaría en los momentos finales del certamen, cuando no quedaba dudas de que la  representante dominicana tenía las condiciones para alcanzar la meta, y el público de República Dominicana y del resto de América Latina así lo dejaría sentado enviado millones de mensajes telefónicos a su favor.

El 03 de diciembre del 2009 una multitud se congregaba el Área Monumental, específicamente el bar Puerta Del Sol, para motivar el apoyo a la naciente estrella de la canción nacional.

La disposición de llamadas y mensajes en los teléfonos móviles estuvo a la orden del día, para consumar aquel anhelo de triunfo de la santiaguense. Porque no bastaba con el talento y las condiciones vocales. Ni siquiera convencer a un exigente jurado. Se necesitaba acumular una puntuación continental por medio de la telecomunicación.

En esos momentos Martha de alguna manera unió al pueblo dominicano. Ricos, pobres y sectores medios daban un seguimiento al concurso que rayaba en la pasión.

Por supuesto, políticos y empresarios aprovecharon para hacer publicidad. Se regalaban tarjetas de llamadas.

En los barrios de Santiago se hacían “serruchos” para las fiestas que cada noche se montaba para mirar el concurso y “pujar” por Martha Heredia. Si hacía falta transporte, lo ponía el vecino con mejores condiciones económicas, otro aportaba los tragos. En fin, todos a una para apoyar a Martha y disfrutar de cada una de sus actuaciones.

“Que el destino es un maricón, sin decoro, te da champán y después chinchón”(Canción Con un parde Joaquín Sabina)

Uno de los momentos más emocionantes se vivió cuando esta santiaguense, entonces de apenas 18 años de edad,  hizo vibrar a  todo su pueblo desde Argentina cuando interpretó Lagrimas Negras, de Miguel Matamoros, un clásico de la canción latinoamericana y de todos los países de habla castellana.

La Baby, como la llamaron en el concurso,  superó la lejanía de su tierra. Y su pueblo se esmeró en apoyarla. Sus fotografías se reproducían y llevaban en camisetas,  vallas,  carros, botones y gorras. La gente se colgaba a su cuello o prendía a sus ropas cualquier cosa sobre las que se pudieran imprimir su imagen o sus frases.

Y Martha avanzó a la semifinal. Mantuvo al país paralizado cada noche en torno su figura. Santiago, República Dominicana, al parecer asistían al nacimiento de una nueva estrella de la música popular.

Así transcurrían los días. El 10 de diciembre la cita en el Área Monumental convocó a una verdadera multitud. En el bar Puerta del Sol la gente se las arreglaba para disfrutar de la actuación de Martha. Unos sentados, otros de pie, otros desde la acera. Santiagueros  y santiagueras parecían enloquer. Martha Heredia no desmayó y gozó cada nota, cada estrofa, cada canción.

Familiares, amigos, compañeros de estudios de Martha y toda la ciudadanía se contagiaron y celebraron con la joven cantante, a quien ya veían como su ídolo. Y Martha no los defraudó, alcanzó el  codiciado primer lugar, dejando a Costa Rica y a Eduardo Aguirre, con el segundo puesto.

Cada aparición de Martha en el escenario se convirtió en una historia compartida por todos los sectores, que hicieron suyo el triunfo.

Las emociones fueron muchas, no faltó, quienes lloraran, otros no olvidaron en sus oraciones encomendar a Martha a la Divinidad, para que nada malo le empañara su naciente carrera artística. En fin, la Martha Herdia había hecho latir a ritmo acelerado a la Ciudad Corazón.

Cuando el reloj marcaba las nueve horas de la noche con 48 minutos, la Baby comenzó a cantar “Música”, y estremeció a la multitud

La fecha cumbre fue el 18 de diciembre del 2009. Martha cantaría a sus conciudadanos después de ganar el primer lugar de Latinoamerican Idol.

Santiago parecía ser poco y Martha Heredia, parecía merecerlo todo. El público, que esperó una semana para verla y escucharla cantar, estaba ansioso. El lugar donde miles de personas habían bailado para celebrar su triunfo fue el escenario para el regreso triunfal de la joven artista a su ciudad natal. Allí,en la explanada del Monumento a los Héroes de la Restauración, se congregó todo un pueblo para verla y celebrar con ella, gritar con ella, escuchar sus interpretaciones y tributarle más que apoyo, devoción.

Cuando el reloj marcaba las nueve horas de la noche con 48 minutos, la Baby comenzó a cantar “Música”, y estremeció a la multitud.

Después del prolongado aplauso, los gritos y los silbidos, Martha miró fijamente unos segundos a su público y saludó con un “buenas noches Santiago”. Siguieron otros segundos de silencio y luego otra prolongada ovación.

A seguidas, La Baby expresó: “Me voy a poner cómoda”, y narró cómo  les hablaba de su República Dominicana a sus compañeros del concurso en Argentina. Explicó se empeñaba en describirlo a los demás latinoamericanos qué era un “mangú” o detallarle de lo sabroso de los “plátanos con salami” y del “sancocho”. Toda esa clase de cultura culinaria dominicana acompañada de tonaditas de bachatas y merengues, para que sus amigos entendieran cómo son los hijos de Quisqueya, “¡Emotivos, calientes!”.

Luego Martha Heredia hizo lo suyo: Cantó “El Anillo”,  canción popularizada por Héctor Acosta (El Torito), “Es que te quiero”, del reguetonero puertorriqueño Nigga, “Lágrimas Negras”, de Miguel Matamoros; la legendaria “Por Amor”, del Maestro Rafael Solano,  y “La llave de mi corazón”, de Juan Luis Guerra.

Para el cierre, Martha Heredia dejó un tema con el cual se identificó durante su estancia en Argentian: “Dominicano Soy”, popularizada por Fernando Villalona (El Mayimbe). Con esta actuación La Baby sellaba una actuación en grande como agradecimiento para el pueblo que la apoyó, y la hizo su ídolo.

Nadie imaginó que esa misma muchacha llena de alegría y energía, sería la misma que el miércoles 20, en horas de la noche, caería arrestada por agentes anti drogas, bajo la acusación de intentar trasegar 1.8 kilos de cocaína.

Así, Martha Heredia, La Baby, ha pasado del éxtasis de la victoría a la agonía de la derrota.

 

El 18 de diciembre de 2009, miles de santiaguenses se reunieron alrededor del Monumento a los Héroes de la Restauración, para aclamar a Martha y disfrutar de sus canciones, luego de su triunfo en Latinoamerican Idol, en Argentina. |
  • Santiagueros-celebran-triunfo-de-Martha-Heredia.jpg
  • Santiagueros-celebran-triunfo-de-Martha-Heredia-14-.jpg
  • Santiagueros-celebran-triunfo-de-Martha-Heredia-15-.jpg
  • Santiagueros-celebran-triunfo-de-Martha-Heredia-30-.jpg
  • Santiagueros-celebran-triunfo-de-Martha-Heredia-8-.jpg
  • Santiagueros-celebran-triunfo-de-Martha-Heredia-9-.jpg

One Response to Martha Heredia, La Baby, ha pasado del éxtasis de la victoria a la agonía de la derrota

  1. Pingback: Martha cayó, pero no está derrotada | Caribbean Digital

Deja un comentario...