Compartir
Julio Maríñez. Archivo.

 Servicios/Caribbean Digital

El presidente de la Comisión de Control del Partido Revolucionario Dominicano, Julio Maríñez, exhortó a Orlando Jorge Mera y Geanilda Vásquez a someterse a la institucionalidad de esa organización, ya que no tiene ningún asidero politico, legal o moral su postura de insubordinación a la autoridad legítimamente constituida que representa Miguel Vargas, como presidente de la entidad.

Julio Maríñez. Archivo.

 

                Maríñez recordó a Jorge Mera y a Vásquez, secretarios general y de organización perredeístas, que la reunión en que se pretendió desconocer y usurpar la autoridad de Miguel Vargas fue una actividad ilegal, cuyos organizadores incurrieron hasta en delitos comunes para montarla, como es la falsedad en escritura y otras violaciones al Código Penal, a los Estatutos del PRD e incluso a la Constitución de la República.

                “Nadie puede entender cómo Geanilda y Orlando, que por demás son profesionales del Derecho,  pueden tomar como pretexto para su insubordinación, las decisiones de una reunión en la que se incurrió en delitos comunes, pasibles de hasta 10 años de cárcel”, expresó el también vicepresidente del PRD.

                Dijo que la dirección del PRD posee en sus archivos declaraciones juradas de miembros de la Comisión Política testimoniando que no firmaron la falsa convocatoria de la Comisión Política, divulgada en la prensa y en un supuesto acto de alguacil emitido por el grupo al que se encuentran adscritos hoy Jorge Mera y Vásquez.

                Maríñez expuso que precisamente las irregularidades de esa convocatoria sirvió de base para que el Tribunal Superior Electoral declarara ilegal la reunión efectuada el pasado 1 de junio por el grupo de dirigentes que pretendió suplantar la autoridad del presidente del PRD,  e ilegales todas las decisiones que adoptaron.

                El veterano dirigente perredeísta razonó que Jorge Mera y Vásquez cometieron un grave error al sumarse a las acciones conspirativas del sector de Hipólito Mejía en contra de Miguel Vargas, creyendo que con el actual presidente del PRD iba a repetirse la historia de los años 2000 y 2004, cuando ese grupo destituyó de la presidencia del Partido a Emmanuel Esquea y a Hatuey Decamps.

                Sin embargo, Maríñez dijo que los perredeístas entenderán que errar es de humanos y podrán perdonar a Jorge Mera y Vásquez, siempre que muestren arrepentimiento por irrespetar las leyes del partido y de la sociedad y por haber faltado a una de las más sagradas virtudes humanas, como es la gratitud.  

               

No hay comentarios

Deja un comentario...