Compartir
Mariano Rivera y Robinson Canó.

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO. Mariano Rivera nunca enfrentó a Robinson Canó en el terreno (coincidieron en el mismo equipo por nueve años), pero en su libro biográfico, el ex relevista panameño le lanzó al petromacorisano el cutter, la recta cortada imbateable para los toleteros, y que le ayudaba a concretizar las victorias del equipo más emblemático del béisbol.

Mariano Rivera y Robinson Canó.
Mariano Rivera y Robinson Canó.

El ex cerrador de los Yanquis escribió en su nuevo libro, que salió a la luz ayer, que Dustin Pedroia (Boston) sería su selección para mejor segunda base, al decir que no cree que su ex compañero Canó “se esfuerce al máximo por ser el mejor”.

“Este tipo tiene tanto talento que no sé ni por dónde comenzar”, dijo Rivera sobre Canó. “No hay duda que es un jugador de calibre del Salón de la Fama. Es sólo cuestión de si puede encontrar el empuje necesario para llegar ahí. No creo que Robby se esfuerce por ser el mejor. … Uno no ve esa pasión desbordante en él que uno suele ver en la mayoría de los jugadores élite”.

Sin embargo, Rivera se desvive en elogios para Pedroia, quien fuera su acérrimo rival dentro del terreno.

“Nadie juega más duro, da más de sí, quiere ganar más. Juega duro durante los 27 outs. Es algo especial para observar”, escribe Rivera sobre Pedroia, de acuerdo con el Daily News.

Los pensamientos de Rivera se revelaron en varios extractos del libro “The Closer (El Cerrador)”, que publicó por adelantado el diario New York Daily News.

Añadió: “Si yo quiero ganar un partido, sería muy difícil que yo escogiera a alguien por encima de Dustin Pedroia para que sea mi intermedista”.

Un consenso yanqui

Los Yanquis intentaron cambiar a Canó varias veces cuando éste jugaba en las ligas menores con el mismo argumento de negligencia hacia algunos batazos.

La primera pasada, Kevin Long, el coach de bateo del equipo, hizo público el malestar que había con él. Long no pudo romper el hábito de Canó de no correr fuerte a la inicial todo el tiempo, y dijo que no fue el único miembro de la organización que habló acerca de ese problema.

“Estoy completamente seguro que Derek Jeter habló con él varias veces”, dijo Long. “Incluso cuando corres al 80%, nadie dirá nada. Pero cuando sales a trotar por la línea, incluso si no entra en juego el 98% de las veces, se crea una percepción”.

Long le declaró al Daily News que Canó podría “decir que sus piernas no se sentían bien, o que estaba jugando cada día y necesitaba guardar energía”, cuando se le preguntó por qué no nunca corría fuerte a primera. Pero el coach de los Yanquis señaló, “para mí no fue una respuesta aceptable”.

A McClendon “no le preocupa” inicio

Al dirigente Lloyd McClendon “no parece” preocuparle la producción de Canó. En cuanto al gran contrato se refiere, McClendon dijo que no piensa que haya afectado a Canó ni su mentalidad. “Es como un buen anotador (en el baloncesto)”, manifestó McClendon. “De repente ves la pizarra y tiene 22 puntos, pero no parece que haya hecho nada. No es la primera vez que se habla del contrato. Eso es noticia vieja. ¿Quién es el muchacho al que firmaron los Yanquis? ¿(Jacoby) Ellsbury? ¿Cuánto gana él por año? (US$21 millones). Robbie gana 24. ¿Cuál es el show? Digo eso yo, pero…”

Diario Libre

No hay comentarios