Compartir

Mariano Germán Mejía.

El presidente del Consejo del Poder Judicial, Mariano Germán Mejía, defendió este jueves la suspensión de los dos jueces que son investigados por el caso de Pedro Alejandro Castillo Paniagua, alias Quirinito.

Señaló, a su salida del Congreso sobre Responsabilidad Civil que celebró la Escuela Nacional de la Judicatura, que los jueces fueron suspendidos porque el CPJ no puede seguir permitiendo que se ponga en duda la reputación de los administradores de justicia.

“Los suspendimos para que no sigan impartiendo justicia y que las decisiones que surjan de ahí no puedan ser cuestionadas. De manera que esa suspensión se hace en aras de fortalecer el Poder Judicial y para que la justicia que nosotros administremos no pueda ser cuestionada”, dijo.

Indicó que nunca le ha animado la idea de querer dañar a los jueces que son sus compañeros de trabajo y que las suspensiones se hacen con el propósito de fortalecer la justicia.

“Nunca voy a dañar a un juez, mis actos nunca estarán conducidos por ese camino, por eso llamo a los dos jueces que están suspendidos, a entender que estamos en presencia de un hecho y que es a ellos mismos los que le conviene que todo se aclare”, aseveró.

Germán Mejía sostuvo que en vez de criticar al CPJ, se deberían saludar sus decisiones, orientadas a garantizar que la justicia se administre con transparencia.

“Los jueces suspendidos tienen que darse cuenta, más allá de que estén implicados o no, de que la naturaleza del hecho obliga a realizar una investigación concienzuda, detenida y con métodos transparentes”, resaltó.

Resaltó que van a esperar que el hecho se investigue por parte del CPJ y que no se adelantará en prejuicios.

Al referirse a la protesta de los jueces, quienes el miércoles leyeron un comunicado en rechazo a las suspensiones, dijo que saluda estas acciones porque forman parte del ejercicio de la democracia.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...