Compartir
La vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño. Archivo

 

La vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández mostró el 21 de enero su sensibilidad o sentido de oportunidad, o su sencillez, cuando, al ver el personaje que se disfraza de “loco” con su campaña de no violencia contra la mujer, en el entorno de la Basílica de Higüey, mandó a detener su vehículo, descendió y se dirigió al ciudadano, con el cual compartió pareceres sobre la necesidad de detener los femicidios. ¿Montaje o espontaneidad? Al final, poco importa. La cuestión es que la vicepresidencia reafirma su compromiso por reducir la violencia. Desde el punto de vista de la personalidad, logró de nuevo llamar la atención, y corre caliente por las redes.

Fuente de noticia

No hay comentarios