Compartir
José Luis Rojas, durante una conferencia en el CURSA-UASD. Archivo

José Luis Rojas

Especial/Caribbean Digital

 

República Dominicana es un país con una economía en vía de desarrollo. Por esta razón, se hace necesario planificar, ejecutar y desarrollar, de manera creativa y mancomunada, ideas y esfuerzos que contribuyan a eficientizar la Formación Técnico Profesional. Esto así, para que sus egresados puedan emprender conceptos novedosos de negocios que, en el corto y mediano plazo, mejoren la calidad de vida de ellos y la de sus familias.

José Luis Rojas, durante una conferencia en el CURSA-UASD. Archivo
José Luis Rojas, durante una conferencia en el CURSA-UASD. Archivo

Hay que hacer de la Formación Técnica Profesional una estrategia sostenible, digna y concreta que contribuya, en cantidad y calidad, a mejorar la calidad de vida de esos segmentos sociales que habitan los barrios de las ciudades y comunidades rurales de todo el país, los cuales representa más del 80% de la población dominicana.

Actualmente, el sistema productivo nacional necesita más y mejores egresados de la Formación Técnico Profesional, y menos profesionales de las universidades. Si gestionamos estratégicamente la formación de técnicos, se producirán empleos decentes, con lo cual cambiará positivamente el desarrollo humano de los dominicanos.

No hay comentarios