Compartir

Caribbean Digital

Madrid,  (PL) Decenas de miles de españoles salieron este domingo a las calles de más de medio centenar de ciudades, en rechazo a los duros recortes aplicados por el gobierno conservador de Mariano Rajoy en los servicios públicos.

En Madrid, epicentro de las protestas, unas 40 mil personas, según sus organizadores, marcharon de manera pacífica desde la plaza de Neptuno hasta la emblemática Puerta del Sol, símbolo del Movimiento 15-M o de los indignados.

Bajo el lema Con la educación y la sanidad no se juega, los dos principales sindicatos de este país, Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Unión General de Trabajadores (UGT), llamaron a los ciudadanos a una movilización permanente contra las medidas de ajuste.

El líder de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, denunció que las políticas de austeridad del oficialista Partido Popular (PP) para reducir el déficit público, como exige la Unión Europea (UE), han colocado a España en una situación de emergencia económica y social.

Fernández Toxo señaló que la previsión de desempleo del ejecutivo de Rajoy para 2012, de 630 mil nuevos parados, se verá empequeñecida al final de este ejercicio, cuando las cifras se manifiesten con toda su crudeza, advirtió.

Precisamente, el Instituto Nacional de Estadística confirmó el pasado viernes que esta nación cerró el primer trimestre del año en curso con cinco millones 639 mil 500 desempleados, un 24,44 por ciento de su población económicamente activa.

Entre enero y marzo del actual ejercicio, el número de parados aumentó en 365 mil 900, cifra inédita hasta ahora para la economía nacional.

En línea con su homólogo de la UGT, Cándido Méndez, el secretario general de CC.OO. se mostró escéptico frente a las voces que en los últimos días abogaron por combinar los planes de rigor con medidas de estímulo económico en el seno de la UE.

Los máximos dirigentes sindicales, que calificaron de muy injusto y peligroso el contexto social en el llamado Viejo Continente, aseguraron no tener ninguna confianza en esos mensajes, pues no se ven reflejados en propuestas concretas.

A su juicio, se está haciendo demagogia del crecimiento del bloque comunitario, porque resulta incompatible mantener el rígido pacto fiscal, abanderado por la canciller alemana, Angela Merkel, con una política de estímulos.

La coalición española Izquierda Unida (IU) acusó hoy a la administración del PP de utilizar la crisis económica como excusa para privatizar los servicios públicos esenciales.

En esos términos se pronunció el coordinador federal de IU, Cayo Lara, quien se sumó a la multitudinaria marcha en esta capital contra la poda de 10 mil millones de euros decretado por el Gobierno en materia de sanidad y educación.

Nos quieren robar el derecho constitucional a la educación, a la sanidad y a los servicios sociales, conquistas que han costado muchas décadas de lucha por parte de la clase trabajadora, denunció el líder de la tercera fuerza política en votos de España.

Por su parte, el portavoz de la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública, Marciano Sánchez, denunció que los recortes en salud dejarán a sin asistencia sanitaria a más de seis millones de personas.

Las manifestaciones de este domingo tienen lugar a escasos dos días de las tradicionales concentraciones por el 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, que podrían convertirse en escenario para el anuncio de nuevas medidas de fuerza.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios

Deja un comentario...