Compartir

 

El presidente venezolano Nicolás Maduro mientras votaba ayer.

CARACAS (AP) — El presidente Nicolás Maduro manifestó el jueves que quiere reunirse con su homólogo estadounidense Donald Trump, a quien frecuentemente cataloga como un grosero magnate imperial y lo acusa de agredir a Venezuela por las sanciones impuestas contra funcionarios de su gobierno socialista.

En un extenso discurso dirigido a los 545 miembros de la nueva y poderosa Asamblea Constituyente, Maduro instruyó al canciller venezolano a que inicie las gestiones para sostener una conversación telefónica o un encuentro con Trump.

“Le ratifico a Trump mi deseo de restablecer relaciones políticas, y por la vía de la palabra tener relaciones públicas, normales” e inclusive de cooperación con Estados Unidos, incluso tan estrechas y fuertes como lo ha hecho con Rusia y China.

El gobernante hizo sus comentarios poco después de afirmar que Trump es “el presidente más débil que ha tenido Estados Unidos en 100 años” y advertir que Venezuela nunca se “va a rendir”, al mencionar las sanciones anunciadas la víspera por el Departamento del Tesoro a ocho venezolanos, entre ellos siete funcionarios actuales o antiguos del gobierno.

Washington los acusa de apoyar la creación de la Asamblea Constituyente, encargada de reescribir la carta magna venezolana y que se ha declarado con poderes sobre todas las demás instituciones gubernamentales.

Anteriormente, Estados Unidos anunció sanciones también contra Maduro.

Pese a sus numerosas fricciones y a no contar con embajadores asignados desde 2010, los gobiernos de Caracas y Washington mantienen estrechos lazos comerciales y Estados Unidos sigue siendo uno de los principales compradores de petróleo venezolano.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...