Compartir
Nicolás Maduro. Archivo

Caribbean Digital

CARACAS, AFP. El presidente venezolano Nicolás Maduro instaló este miércoles un diálogo nacional de paz para responder a las protestas opositoras que sacuden a Venezuela, con saldo de 14 muertos, y lanzó un llamado a evitar una escalada de la violencia.

Nicolás Maduro. Archivo
Nicolás Maduro. Archivo

En Venezuela ha ocurrido “un conjunto de eventos violentos que han impactado a la sociedad (…). No podemos esperar que los eventos escalen, dimes y dirites, para en circunstancias de gran conmoción nacional llamarnos a hablar”, dijo Maduro al instalar la conferencia nacional de paz.

En el palacio presidencial de Miraflores se dieron cita representantes religiosos, empresarios, intelectuales, periodistas, diputados y gobernadores, principalmente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela y sus aliados, pero también algunos representantes de la oposición.

Sin embargo, los partidos aglutinados en la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) y sus principales dirigentes, entre ellos el líder opositor y gobernador de Miranda (norte), Henrique Capriles, resolvieron no acudir a este encuentro por considerarlo como una maniobra de distracción.

“Tomemos en serio este llamado y seguiremos llamando al que hoy no acudió para que podamos seguir completando un círculo virtuoso de construcción de una etapa de paz”, dijo Maduro al aludir a los opositores ausentes en el encuentro.

El pasado 4 de febrero, estudiantes de la ciudad de San Cristóbal iniciaron una serie de protestas ante la inseguridad luego de un intento de violación de una compañera. Las protestas se han extendido a otras ciudades con consignas contra la crisis económica, la detención de activistas y la represión policial.

Tras la instalación de la mesa de diálogo, representantes de distintos sectores tomaron la palabra, entre ellos Jorge Roig, exdiputado y presidente de Fedecámaras, que reúne a los sectores empresarios, actualmente enfrentados al gobierno.

“Nuestro país no está bien presidente, nos estamos matando entre venezolanos y eso es grave. Usted tiene una responsabilidad, como jefe de Estado es el primer responsable de calmar los ánimos en el país.

En Fedecámaras creemos en el diálogo (…) Cometimos errores en Fedecámaras y los hemos reconocido, pasemos esa página, Fedecámaras no está para substituir a ningún gobierno”, dijo Roig.

Maduro ha acusado en distintas ocasiones a Fedecámaras por su abierto apoyo al intento de golpe de Estado de abril de 2002 contra el fallecido expresidente Hugo Chávez.

En este encuentro también se dio lectura al mensaje que este miércoles el papa Francisco envió a Venezuela en el que pidió “un perdón recíproco y un diálogo sincero” que ayude al país a sortear esta crisis.

No hay comentarios

Deja un comentario...