Compartir
El presidente de Venezuela Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores saludan a manifestantes al llegar al cierre de una marcha en el palacio presidencial de Miraflores en Caracas el sábado 22 de febrero de 2014. Maduro prometió defender a Venezuela de los “apátridas y fascistas”, al culminar las marchas de partidarios y opositores que midieron fuerzas en las calles de Caracas y otras ciudades. FotoAP/Fernando Llano.

Caribbean Digital

CARACAS, Venezuela, AP. El presidente Nicolás Maduro prometió el sábado defender a Venezuela de los “apátridas y fascistas”, al culminar las marchas de partidarios y opositores que midieron fuerzas en las calles de Caracas y otras ciudades en medio de un clima de tensión.

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores saludan a manifestantes al llegar al cierre de una marcha en el palacio presidencial de Miraflores en Caracas el sábado 22 de febrero de 2014. Maduro prometió defender a Venezuela de los “apátridas y fascistas”, al culminar las marchas de partidarios y opositores que midieron fuerzas en las calles de Caracas y otras ciudades. FotoAP/Fernando Llano.
El presidente de Venezuela Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores saludan a manifestantes al llegar al cierre de una marcha en el palacio presidencial de Miraflores en Caracas el sábado 22 de febrero de 2014. Maduro prometió defender a Venezuela de los “apátridas y fascistas”, al culminar las marchas de partidarios y opositores que midieron fuerzas en las calles de Caracas y otras ciudades. FotoAP/Fernando Llano.

Mientras se desarrollaban las protestas, el alcalde del municipio San Diego Enzo Scarano informó a The Associated Press que la estudiante Geraldine Moreno, de 23 años, había muerto de una lesión cerebral tras recibir un disparo de bala de goma en un ojo por parte de agentes de la Guardia Nacional.

La joven llevaba internada tres días en un hospital de la ciudad de Valencia, a unos 150 kilómetros al oeste de Caracas. Hasta ahora las manifestaciones callejeras que ya llevan dos semanas han dejado 10 muertos y unos 137 heridos.    Venezuela “es chavista… cueste lo que cueste la vamos a defender, apátridas y fascistas”, dijo Maduro ante el palacio de gobierno al culminar la marcha convocada por el gobierno. Advirtió que con la ayuda de efectivos militares seguirá enfrentando a los “extremistas de derecha”.

“La contrarrevolución ha decidido derrocar por la vía violenta esta revolución constitucional, pacífica y democrática, y lo que han hecho es levantar la energía del pueblo, sus convicciones, sus fuerzas de paz que es lo que somos nosotros”, destacó Maduro.

El mandatario cuestionó a la oposición por criticar el uso de las fuerzas de seguridad para dispersar las protestas, sin mencionar las denuncias sobre la estudiante fallecida y numerosos heridos supuestamente por excesos de la Guardia Nacional.

“¿Dejo que llenen de violencia todas las calles? No lo he permitido y no lo voy a permitir”, aseveró. El gobernante estaba acompañado por su esposa Cilia Flores, ex procuradora general, quien tomó la palabra en medio del discurso de Maduro y exclamó “Venezuela no es Ucrania”, en alusión a la crisis de esa ex república soviética en la que tras violentas protestas dirigentes opositores firmaron un acuerdo con el presidente Viktor Yanukovych que incluye elecciones anticipadas y una nueva constitución.

Maduro aseguró que “contra Venezuela no sólo hay un golpe en marcha, además una campaña mundial” y criticó las reacciones de artistas desde la estadounidense Madonna hasta el cantautor panameño Rubén Blades.

El gobierno y la oposición habían convocado para el sábado a marchar en la capital y otras ciudades. La oposición llamó a sus seguidores a exigir el cese de la violencia y la liberación del dirigente opositor Leopoldo López, detenido en una cárcel militar desde el 18 de febrero, así como de otros manifestantes apresados en protestas callejeras.

El gobierno, por su parte, convocó a una marcha para manifestar a favor de la paz.  Decenas de miles de opositores marcharon por una de las principales avenidas del este de Caracas portando banderas venezolanas, sonando cornetas y pitos y entre pancartas en las que se leía “Libertad, no más represión “ y “Maduro desarma tus asesinos”.

“Los venezolanos necesitamos unirnos, necesitamos que se estructure un movimiento que sea capaz de convocar a los que respaldan el gobierno, ésa tiene que ser la fuerza para construir la Venezuela que queremos todos”, dijo Henrique Capriles, dos veces candidato a la presidencia por parte de una coalición opositora.

No hay comentarios