Compartir
Luis Abinader. Archivo

Servicios/Caribbean Digital

BAYAHIBE, República Dominicana.- El aspirante presidencial del Partido Revolucionario Dominicano, Luis Abinader, advirtió que la pobreza es el mayor enemigo de la paz, y abogó por el fortalecimiento y expansión del movimiento cooperativo como alternativa para impulsar la prosperidad económica y social en el país.

Luis Abinader. Archivo
Luis Abinader. Archivo

Al pronunciar una conferencia en la V Convención del Cooperativismo Dominicano, organizada por Consejo Nacional de Cooperativas (COONACOP), el economista y empresario destacó que “estudios recientes ponen de relieve el importante crecimiento de las cooperativas en diferentes ámbitos de actuación: lucha contra el desempleo, exclusión social y financiera, bienestar en el medio rural, sanidad, educación y calidad de vida de personas mayores”.

Abinader, quien habló sobre los efectos del proceso de globalización en el movimiento cooperativo, dijo que ese fenómeno mundial aplicado a la política y a la economía no debería tener un efecto negativo para los pueblos, si incluyera también como prerrequisito la globalización de la solidaridad.

“Si no existe una  plataforma de solidaridad como soporte de este proceso,  todas las demás facetas de la globalización van a ocasionar  mucho más daño que bien, ya que la globalización económica sin globalización de la solidaridad es el suicidio de los pobres y, por tanto, de la mayoría de la humanidad”, expresó el pasado candidato vicepresidencial del Partido Revolucionario Dominicano.

Tras señalar que la globalización sin valores es una globalización sin valor, Abinader dijo que  “estamos marchando no solo hacia  la globalización de los mercados, que implica  concentrar  la riqueza en pocas manos, sino también  hacia  la globalización de la pobreza, que significa en cierta forma despojar a la mayoría de los pobres del mundo hasta del derecho a la esperanza”.

Y agregó: “Una mirada detenida sobre el mundo nos debe lleva a pensar que la primera gran lucha es contra la miseria, contra el egoísmo, contra la indiferencia, contra el conformismo. Es preciso entenderlo: ¡la pobreza es el mayor enemigo de la paz!”.

Al justificar su exposición sobre el tema en el marco del evento cooperativista, el licenciado  Luis Abinader dijo que la idea central que deseaba compartir  “es que la globalización, como todo proceso humano, tiene tanto de problema como de oportunidad”.

Indicó que “la globalización se nos presenta como el proceso de interconexión financiera, económica y  sociopolítica, que, gracias a las tecnologías de la información y la comunicación, relaciona a las personas y las organizaciones, favoreciendo tanto la relación como la exclusión”.

Y subrayó  que el mundo  y nuestro el país  conseguirán la prosperidad y la paz con la aplicación sin desviaciones de los principios del cooperativismo: “La adhesión voluntaria sin exclusiones, la administración democrática, la participación económica de todos, la autonomía de todos, la educación, la cooperación (incluso con aquellos que compiten con nosotros) y  el interés por la comunidad”.

La V Convención del Cooperativismo Dominicano se lleva a cabo en un hotel de Bayahibe con la presencia de cientos de delegados nacionales y decenas de invitados internacionales. Entre las personalidades presentes se encuentran el profesor Julio Fulcar,  presidente del CONACOOP, Rafael Rincón, presidente de la Federación Dominicana de Cooperativas (FENACOOP); Iván Otero Matos, presidente de la Liga de Cooperativas de Puerto Rico; Germán Asturs Mejía, presidente de la Confederación de Cooperativas de Centroamérica y El Caribe; y José Ariza, presidente de la Escuela de Economía Social de Andalucía, España.

No hay comentarios

Deja un comentario...