Compartir
Luis Abinader advierte PLD conduce al país a una situación peor que la crisis del 2003.

Servicios/Caribbean Digital

BONAO, República Dominicana.- El candidato a la vicepresidencia de la República por el Partido Revolucionario Dominicano, Luis Abinader, afirmó que la unidad y la integración lograda por esa organización garantizan la victoria  en el 2012 y advirtió que el país no le otorgará ni un día más de poder al Partido de la Liberación Dominicana.

Luis Abinader advierte PLD conduce al país a una situación peor que la crisis del 2003.

Sostuvo que “todos los sectores de la sociedad están conscientes de que el modelo de gobierno del PLD, basado en el endeudamiento,  el dispendio y la corrupción, están conduciendo el país a la ruina, a una situación que podría ser más peligrosa que la crisis  bancaria del 2003”.

Indicó  que durante doce años el PLD ha gobernado   de espalda al país, estableciendo  prioridades que no tienen nada que ver con las necesidades  fundamentales del pueblo, como la educación, la salud, la energía, la seguridad  y el empleo productivo.

El licenciado Abinader expuso sus consideraciones durante una visita realizada a la ciudad de Bonao, donde encabezó  un encuentro con la presencia de los principales dirigentes provinciales, municipales y zonales del PRD. Destacó que luego  del reciente encuentro  entre Hipólito Mejía y Miguel Vargas, la unidad y la integración de los perredeístas se ha producido de manera efectiva en todo el país.

Dijo que el ingeniero Hipólito  Mejía, candidato presidencial del PRD, hará un gobierno para todos los dominicanos, tomando en cuenta las necesidades de desarrollo de  las regiones y comunidades del país.

Manifestó que el próximo gobierno se ocupará de reorientar la política de inversión pública, controlando la corrupción y  el gasto suntuario, para privilegiar a los sectores productivos que generan empleos y mejorar los servicios públicos esenciales.

Afirmó que el gasto  público irracional del actual gobierno ha  tenido mucho que ver con el deterioro progresivo de los sectores productivos y de los principales servicios públicos, asegurando que a pesar del supuesto crecimiento que señalan las estadísticas oficiales, ahora estamos peor en la producción agropecuaria, en el intercambio comercial con el exterior, en los niveles de  endeudamiento, en educación, en salud pública, en el servicio energético y  en seguridad ciudadana.

Y se preguntó qué sentido tiene el crecimiento económico basado en el endeudamiento si no se refleja en una mejoría de las condiciones de vida de los ciudadanos.

No hay comentarios

Deja un comentario...