Compartir
Luis Abinader. Archivo

Servicios/Caribbean Digital

 

SANTO DOMINGO.- El ex candidato vicepresidencial del Partido Revolucionario Dominicano, Luis Abinader, afirmó que el fallo  del Tribunal Superior Electoral que  valida la dirección unipersonal de Miguel Vargas Maldonado  y desconoce  la institucionalidad democrática en esa organización, responde al propósito de instaurar en el país un régimen político totalitario con un falso ropaje constitucional.

Luis Abinader. Archivo
Luis Abinader. Archivo

El  economista y empresario advirtió, sin embargo, que el sector mayoritario del principal partido opositor, representado por más de ocho de cada diez perredeísta, resistirá por todas las vías legales y  legítimas  el intento  de colocar esa entidad bajo control del partido oficial y particularmente del ex presidente Leonel Fernández, quien sería el principal beneficiario  del desmembramiento del PRD.

Tras señalar que la decisión del Tribunal Superior Electoral es contraria a cualquier principio de legitimidad democrática, el joven político sostuvo que al parecer se trata  de reciprocar  a Vargas Maldonado   por los grandes favores que de manera individual y al margen de los organismos de su partido,  ha dispensado a Leonel Fernández, especialmente con la aprobación de la reforma constitucional, la formación con criterio de reparto de de la altas cortes y el abierto  activismo que patrocinó para derrotar a su propio partido  en las pasadas elecciones presidenciales.

Consideró que además de constituir un atentado contra la democracia, el fallo del Tribunal Electoral violenta el Estado de Derecho y desacredita el papel de las instituciones del sistema constitucional en el país.

“Se trata igualmente de una  provocación innecesaria contra  un sector de la sociedad política que representa por lo menos la mitad de la población dominicana”, apuntó el licenciado Abinader al declarar su apoyo sin reservas a las decisiones que adopten los organismos legítimos de la dirección del PRD.

La dirección institucional del PRD, representada  por Orlando  Jorge Mera, Andrés Bautista y Geanilda Vásquez, había solicitado al Tribunal Superior Electoral  la anulación de una reunión del Comité Ejecutivo Nacional de la organización porque los propios  inspectores de la Junta Central Electoral certificaron que no se reunió el quórum correspondiente.

También había sometido la anulación de los nombramientos irregulares de miembros sustitutos del consejo disciplinario por no haberse respetado las disposiciones de los estatutos del PRD para realizar tales  designaciones.

No hay comentarios

Deja un comentario...