Compartir
Monumento a los Héroes de la Restauración, símbolo de Santiago de los Caballeros, ciudad donde los periodistas dominicanos reciben un bajo salario por su trabajo.

JOSE ALFREDO ESPINAL

Joseespinal.hoy@gmail.com

Editor/Caribbean Digital

CONNECTICUT, Estados Unidos./ El Día Nacional del Periodista, que cada 5 de abril se celebra en la República Dominicana, encuentra a la clase periodística “asaltada” por personeros de la comunicación, al tiempo que es esclavizada por un miserable salario.

Monumento a los Héroes de la Restauración, símbolo de Santiago de los Caballeros, ciudad donde los periodistas dominicanos reciben un bajo salario por su trabajo.

Mientras los periodistas reciben al mes un paupérrimo salario, los grandes emporios de los medios, por su parte, tanto prensa escrita, radio y televisión, se enriquecen cada día más.

Pero los profesionales de la comunicación social, materia prima esencial del periodismo en cualquier parte del mundo, son vejados, porque además del bajo salario, reciben muchos de ellos y ellas presiones laborales  diariamente de sus patronos.

Los teóricos del periodismo dominicano hablan y con suficiente razón de la necesidad de un ejercicio ético, serio, responsable y comprometido con los mejores intereses de la sociedad, sin embargo, en sus preocupaciones cuando se toca el tema salarial y la seguridad del periodista parece que el tema se aborda para salir del paso.

Da pena y es una vergüenza que en la República Dominicana un profesional del periodismo, que estudió la carrera al menos durante cuatro o cinco años en la universidad, muchas veces devenga un sueldo de miseria.

Menos de doscientos cincuenta dólares mensuales, algo mas que 9,250 pesos al mes es lo que devenga un periodista dominicano, un salario que se gana a la semana cualquier lavaplatos analfabetos en los Estados Unidos o en cualquiera de los países de Europa.

En esto tienen parte de la responsabilidad los gremios periodísticos del país y los propios hacedores de noticias que hemos aguantado un bajo salario por que de algo hay que vivir o si no nos embromamos.

Nos embromamos, para no decir otra cosa, porque si el profesional del periodismo no acepta la propuesta de la empresa periodística determina, pues aparece un “enganchado” de la comunicación, un estudiante o un recién graduado de la carrera, con fiebre y deseos de entrar a los medios y hace el trabajo mas barato y le resuelve con regularidad a los jefes de medios.

Espero algún día que los propietarios de los medios de comunicación entiendan que los periodistas, además de que debemos ser honestos, éticos y responsables con nuestra profesión, también somos profesionales que  necesitamos un mejor salario, mejor calidad de vida en todo el sentido de la palabra.

La equidad es fundamental.

Si las empresas periodísticas nos exigen tanto, pues también deberían dar un poco mas de beneficios que no sea solo el mucho trabajar.

Recuerden que el pobre salario de los periodistas obliga al multi empleo.

También es cierto que a veces también hay comunicadores que por diversas razones son vulnerables a las dádivas de empresarios, políticos y funcionarios públicos.

Presidente felicita a periodistas

Al conmemorarse este martes el Día del Periodista, el presidente Leonel Fernández felicitó a los profesionales de esta área y destacó que la prensa de la República Dominicana realiza su trabajo libremente en un ambiente democrático, propicio para que prevalezcan las confrontaciones de las ideas y la búsqueda de consenso en todos los ámbitos de la sociedad.

No hay comentarios