Compartir
Foto de archivo. Fuente externa

Por Esteban De La Rosa

Lamentablemente todos sabemos que la República Dominicana ha estado entre los países que mas corrupción gubernamental ha registrado del mundo, pero últimamente estas inmoralidades han aumentado de una manera descabellada.

Foto de archivo. Fuente externa
Foto de archivo. Fuente externa

Comenzando con que directores y ministros colocan a todos sus familiares a trabajar o ha cobrar sin hacer nada, exorbitantes sumas de dinero, hasta legisladores que tienen el famoso “barrilito”, el cual no tiene razón de ser.

Pero eso es solo la punta del iceberg; exoneraciones, canastas navideñas valoradas en 200mil pesos, rumores de tener queridas con sueldos lujosos, celebraciones de fiestas en recintos del gobierno, y por si fuera poco, posesiones materiales y empresas que no saben como explicar sus orígenes, e intentos de implementaciones de leyes para que los ciudadanos no se puedan querellar, son algunas de las desfachateces, que adornan el festín desenfrenado que estos “dueños del país” han llevado a cabo, en detrimento de la mala situación  económica del país.

¿Que me inspiro  a escribir estas líneas?

La reciente noticia  que dice que los legisladores –muy descaradamente – afirman que se le entregó entre 50 y 100 mil pesos en la recientemente pasada Semana Santa, para hacer unas “habichuelas con dulce”, cosa me causó, pena, risa y rabia.

Estos hipócritas, que solo los vemos en tiempos de campaña,  se dedican a enriquecerse con nuestro dinero, ellos tienen la percepción de que los recursos del país “son su empresa privada”.

Esperemos que algunos de ellos con esta noticia de las habichuelas con dulce, salgan a decir que rechazaron ese dinero,  solo para “lavarse las manos”, cosa que me recuerda al diputado y transportista  Juan Hubieres, que hace algunos años rechazo la canasta navideña valorada en 200 mil pesos, para luego mandarla a buscar a hurtadillas…

Fuente: http://Notimundord.com/

No hay comentarios