Compartir
Escrito por: Jose Rafael Sosa

LOS ÁNGELES.  California.  Cuando se dice Los Ángeles  se piensa en cine al más alto nivel de la industria. Y no se yerra. Pero esta comunidad (con sus cuatro millones de habitantes) es la ciudad más extensa y poblada  de California, Estado que a su vez tiene   12  millones de habitantes (que supera la cantidad de personas que vive en República Dominicana)  es mucho más que la imagen que de ella proyecta su industria del cine, de la cual es el símbolo norteamericano insignia.

Los Angeles es una ciudad amable, ordenada, limpia, en la cual sus pobladores rigurosamente cumplen (con contadas excepciones), por ejemplo, las normativas del transito. A nadie, con excepcion de los anti-sociales que nunca faltan, se les ocurre violar una luz roja o jugar con la amarilla “a ver si me da tiempo a cruzar”. No se le ocurre a nadie. Si se hace la transgresión la policía aparecerá como cuando se hace un gesto mágico y el tiquet no lo despinta nadie.

Pero esta ciudad, en la cual el cine parece salirte por todas partes (desde la televisión hasta las vallas públicas en plazas comerciales, desplegadas en proporciones heróicas, por no citar que casi todos los autobuses  tienen murales publicitarios que promueven los estrenos), es una meca de cultura.

Mucho menos conocido para el público de nuestros pueblos solo expuesto a lo que difunden las noticias internacionales, Los Angeles cuenta con el Observatorio Griffith, (cuya pagina es www.griffith.org), uno de los más prestigiosos museos y observatorios del Universo, en todo el mundo, con la característica de que la entrada a su primera planta, en la que existe una serie de salas y exposiciones, es gratis. Para entrar a otros niveles, donde se hacen presentaciones audiovisuales especiales, hay un costo que oscila entre los 5 y 8 dólares.

Los Angeles cuenta con uno de los Museos de Arte Moderno de mejor colección plástica del planeta, con obras de autores tan diversos como Salvador Dalí o el revolucionador  visual norteamericano Andy Warhol (cuya página web es lacma.org), o la sala de conciertos en la que se ha lucido el talento del director venezolano Gustavo Dudamel, el Walt Disney Concert Hall.

Un Apunte

RD en el AFM

Ellis Perez, de la Direccion General de Cine, quien encabeza la delegacion dominicana que ingresa por vez primera al American Film Market, -que se efectua hasta el día 8 de este mes en Los Angeles y que es el mayor mercado del cine del mundo para productores y suplidores de locaciones, faclidades y países de destino para rodar,     sa ludó desde aquí la y exclusión del Artículo 39 de la Ley Nacional de Cine, de la reforma fiscal, aprobada ya por la comisión Bicameral del Congreso Nacional. Reveló que el productor Andy García, en la película The Truth (La Verdad) invirtió 11 millones de pesos y que por concepto de la ley, se le devolvieron 9, lo que deja un ingreso de tres millones que no habían llegado al Estado de otra forma, aparte de los beneficios adicionales de capacitación para técnicos y artistas dominicanos, pago de salarios, uso de servicios de restaurantes, transportación y otros.

 

Fuente: El Nacional

No hay comentarios

Deja un comentario...