Compartir
No nos cuentan que los cubanos y cubanas tienen acceso a estudios superiores gratuitos en cualquier lugar del país.

Por Enmanuel Alcántara Alfonce

enmanuelalcantara@gmail.com

Especial/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, República Dominicana./  Estamos claros en que Cuba es un país localizado al nordeste del Archipiélago de las Islas Mayores dentro de las cuales están Puerto Rico, Jamaica y la Isla La Hispaniola, que compartimos las y los habitantes de la República Dominicana con las y los de la República de Haití, y que pertenecemos, las 5 naciones, a la subregión del continente americano llamada Centroamérica y el Caribe.

No nos cuentan que los cubanos y cubanas tienen acceso a estudios superiores gratuitos en cualquier lugar del país.

Cuba vive en un régimen socialista-comunista, propiamente marxista-leninista, desde el 1962 cuando de la mano del Comandante Fidel Castro Ruz, y del Doctor argentino Ernesto Che Guevara, triunfó en la isla una revolución por la vía armada, con la cual se le quitó el poder de las manos al dictador Fulgencio Batista.

Enmanuel Alcantara Alfonce.

La Constitución de Cuba la define como “un Estado socialista de trabajadores, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos, como república unitaria y ´democrática´, para el disfrute de la libertad política, la justicia social, el bienestar individual y colectivo y la solidaridad humana”.

El socialismo es una corriente de pensamiento política, económica y social ubicada dentro de las vertientes ideológicas de izquierda y al mismo tiempo una forma de gobierno con características muy peculiares.

El socialismo propugna por la posesión y administración pública de los medios de producción en pro del interés de la sociedad en general, y no a favor de clases o grupos particulares. El socialismo fue una ideología originalmente utópica o romántica construida para combatir lo que Víctor Hugo (1802-1885) llamó la cuestión social y que definió como la situación “…de los que tienen y la de los que no tienen”. Más tarde el socialismo adquiriría un carácter científico en las manos de Karl Marx y Friedrich  Engels (Federico traducido al español), el primero autor de la obra más leída a nivel mundial después de la Biblia según la revista Foreing Policy “El Capital” y el segundo, discípulo de aquel, autor de “El Origen de la Familia, de la Propiedad Privada y del Estado”. Países como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Brasil dicen encarnar el nuevo socialismo, o socialismo del s. XXI

El comunismo, por su lado, es aquel estado social en el cual no existe ni la propiedad privada de los medios de producción, ni el estado, ni las clases sociales. En él un grupo humano no explota a otro, ni lo hacen entre sí.

El marxismo-leninismo fue un sistema de ciencias surgido en el siglo XIX en Alemania e Inglaterra a la luz de la obra de Marx y Engels cuyo objetivo principal era “la determinación de las leyes objetivas que condicionaban el desarrollo social, para con ello poder transformar al mundo”.

Entonces ¿Ciertamente existe justicia social, bienestar individual y colectivo y solidaridad humana en Cuba? Es parte de lo que no nos cuentan. No nos cuentan que Cuba es hoy el país que contrasta favorablemente con América Latina en cuanto a la distribución del ingreso, el que posee los servicios de educación primaria y secundaria de mayor calidad, el de mayor número de maestros en relación con su población, el de mejor servicios de salud, el primero en indicadores favorables de mortalidad infantil en menores de uno y de cinco años, el que ofrece atención médica primaria permanente y servicios gratuitos de alta tecnología, el que ofrece formación educacional de más de nueve grados dedicando el 13% de su Producto Interno Bruto (PIB) solo a ese sector, en tanto que en nuestro país no alcanzamos aún ni al 2%, en flagrante violación de la Ley Orgánica de Educación que dispone destinar al menos el 4% del PIB al sector educativo y que temporalmente derogó el Presidente de la República en vista de las ejercidas presiones el pasado año por la Coalición por una Educación Digna y toda la ciudadanía para que se aumentara a dicha cantidad las partidas al mencionado sector en el Presupuesto General de la Nación para el año en curso.

La tesis que plantea que más inversión no implica necesariamente mayor calidad es cierta, pero que los entendidos en la materia la recomienda a los país que ya han alcanzado invertir un 4% o más de su PIB a educación para garantizar el desarrollo.

Así mismo la UNESCO reconoce que es Cuba el único país de América Latina y el Caribe que cumplirá con la Meta del Milenio de educación para todos y todas; el PNUD clasifica a Cuba como país de alto desarrollo humano, cuya categoría alcanzó con menos ingreso per cápita en relación con los demás países de la región; la CEPAL identifica a Cuba como el país que más recursos destina a gastos sociales en relación con su PIB, triplicando como promedio lo que destinan otros países.

No nos cuentan que los cubanos y cubanas tienen acceso a estudios superiores gratuitos en cualquier lugar del país.

El 69,2% de la población cubana entre 18 y 24 años se encuentra matriculada en la enseñanza universitaria. Cuentan –aproximadamente- con un graduado o  graduada universitaria por cada diez habitantes. Aunque hay que reconocer que éstas ventajas se subordinan a la oportunidad de expresar libremente lo que se piensa y aprende. Tener libertad de iniciativa.

Ahora bien, el socialismo cubano ha resistido la guerra económica y de todo tipo de diez gobiernos estadounidenses durante casi medio siglo, y en los últimos 17 años, después de la desaparición de la Unión Soviética, o lo que es lo mismo, de la caída del Muro de Berlín, enfrenta el desafío de resistir la guerra económica intensificada por el cerco neoliberal y de la opinión pública internacional que agoraba, desde un principio, el fracaso de la resistencia cubana. Aunque dicen expertos internacionales que al cabo de  3 años, es decir, para 2013 Cuba será económicamente insostenible. En lo que tendrá mucho que ver el bloqueo económico estadounidense del que es objeto la misma desde 1960.

Para que exista en la República Dominicana real justicia social, bienestar individual y colectivo y solidaridad humana y seamos un Estado Social Democrático y de Derecho tenemos que abocarnos a una serie de reformas profundas que nos lleven a revolucionar nuestro sistema económico, social y de gobierno para convertirlo en un modelo más incluyente que priorice la inversión en la educación.

Loor a Cuba en el 52 aniversario del triunfo de su revolución y los éxitos que ha cosechado.

El autor es Coordinador General de Acción por el Desarrollo.

Enmanuel Alcantara Alfonce

enmanuelalcantara@hotmail.es | @EnmanuAlcantara en Twitter | Enmanuel Alcantara Alfonce en Facebook | enmanuelalcantaraalfonce.blogspot.com


El autor es Coordinador General de Acción por el Desarrollo.

Enmanuel Alcántara Alfonce enmanuelalcantara@hotmail.es | @EnmanuAlcantara en Twitter | Enmanuel Alcantara Alfonce en Facebook | enmanuelalcantaraalfonce.blogspot.com

No hay comentarios