Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./  Muchas veces cuando usted va a consultar con un médico da respuestas que no se le piden ni son necesarias.  Trate de contestar lo que se le pregunta, aunque sea su edad.  No tenga secretos para su médico porque él lo que quiere es ayudarle. Si trata de engañar a su médico se puede engañar a sí mismo.  Cuando le digan que hable de su problema de salud no hable del de otras personas, ni de cosas que no interesan para el caso.  Así su doctor podrá dedicar más tiempo a usted, no se olvide que el centro de atención es su salud.

Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Conteste con precisión, no esconda nada referente a su salud.  Al médico no le interesa perjudicarle en nada.  Simplemente le preocupa su problema que no necesariamente es una enfermedad, pero que puede producirla.  Siga de manera estricta las recomendaciones de su facultativo.

En esta entrevista su lugar de trabajo y su oficio son importantes porque hay enfermedades que tienen relación con el entorno laboral.  Por ejemplo, las personas que trabajan en una ebanistería tienden a sufrir de alergias respiratorias y de neumoconiosis por el polvillo de la madera y la pintura.  El que trabaja en una fábrica de batería tiene mayor riesgo de sufrir de intoxicación por plomo.  Aunque el que tiene un inversor dentro de la casa también puede sufrir de este problema.   Los policías de tránsito, las estilistas de belleza y los bodegueros padecen más de várices que las demás personas por las horas que duran de pie en su trabajo.

Del mismo modo, las preguntas sobre hábitos tóxicos (consumo de tabaco, alcohol, café y drogas ilícitas) se las hace el médico porque hay trastornos relacionados con ellos, como la gastritis, cáncer de pulmón, esófago, estómago, e hígado.  También la hipertensión arterial y las adicciones tienen mucho que ver con estos hábitos.

Siempre es bueno preguntar todo lo que no se sepa y si hay dudas sobre cualquier tema de salud no salga del consultorio sin conseguir la respuesta de su médico.  No deje dudas para después, aproveche al máximo la entrevista con su doctor.

No esconda nada cuando el médico le pregunte conteste con la mayor franqueza de su vida porque cualquier dato que esconda se puede revertir en su contra a la hora de hacerle las recomendaciones.  Trate de entrar solo al consultorio para que pueda hablar sin temor con su doctor.  Así podrá hacer todas las preguntas que quiera sin miedo.  La tensión que puede producir la presencia de otra persona es capaz de afectar la relación que debe existir entre el médico y el paciente.

Hay casos en que usted puede necesitar de la presencia de alguien cuando esté con su médico, pero la mayoría de las veces esto sobra.  Los menores de edad deben ir acompañados de un adulto a su médico.   Sólo en los casos de emergencia el médico debe atender al menor sin la presencia de un adulto.

No hay comentarios