Compartir
José Alfredo Espinal, periodista. Archivo

Por Marcelo Peralta

(Artículo publicado en Prensa Global).

La forma vil con que ha actuado el Director del Instituto de Formación Técnico Profesional-INFOTEP- periodista Rafael Antonio Ovalles Rodríguez contra su colega José Alfredo Espinal quien era el encargado en la Zona Norte de comunicaciones hay que repudiarla.

Espinal llegó al cargo porque ganó en buena lid un concurso en el que participara, jamás por compadreo, tampoco tumbando, polvo, lavando sacos y mucho menos por motivaciones políticas partidista, sino por su honestidad, capacidad y decoro.

Rafael Ovalles, director general del INFOTEP. Archivo
Rafael Ovalles, director general del INFOTEP. Archivo

Es posible que el Director del INFOTEP, Rafael Ovalles a quien conozco desde hace muchos años se haya dejado sorprender en su buena fe por algunas de esas personas que actúan como especie de ese insecto llamado “carcoma” y que están en medios de comunicación en Santiago quienes se han beneficiado de todos los gobiernos.

Espinal es un profesional de la comunicación como el que más, y en el INFOTEP lo desconsideraron desmantelando primero las oficinas de comunicaciones en Santiago y para pisotearlo y humillarlo lo condicionaron que debía trasladarse a las oficinas centrales en la capital devengando el mismo mísero salario.

Con el atropello de que ha sido víctima el periodista José Alfredo Espinal parece que al amigo y Director del INFOTEP Rafael Antonio Ovalles Rodríguez se le ha olvidado su origen de mocano, la forma jocosa y jovial que muestra de su personalidad de un periodista de visión emprendedora y afán de “ganarse honradamente unos chelitos extras” para mejorar su calidad de vida y como fue él que  creció en las relaciones públicas.

Que recuerde el Director del INFOTEP lo sacrificios que hizo su padre Rafael Ovalles quien era un chofer muy humilde que le dejó como legado la honestidad, principios y trabajo.

De su madre Doña Francisca Rodríguez fue el ser más sano y especial que pudo existir en Moca, quienes le dieron a su hijo Rafael Antonio Ovalles Rodríguez los “dones” de la solidaridad, buena convivencia, el estudio y el compañerismo.

A Ovalles Rodríguez lo conocí cuando ambos trabajamos en el periódico El Nacional, el en Santo Domingo y quien suscribe en Santiago cuando este vespertino era dirigido por el veterano Radhamés Gómez Pepín fallecido hace un año.

Ovalles Rodríguez es un hombre inteligente y debe reconsiderar el duro “golpe” que le ha propinado a José Alfredo Espinal al cancelarlo del cargo como encargado de relaciones publicas en la Zona Norte en donde hizo un brillante y decente trabajo.

Es bueno recordarles a Rafael Antonio Ovalles Rodríguez aquellos tiempos en que laboraba el vespertino El Nacional cuando llegaba trajeado a la redacción y Don Radhames Gómez Pepín  le decía: “Ovalles, vete para Gualey” a entrevistar a los comunitarios quien replicaba a su jefe inmediato “Pero así como yo estoy con este fino vestuario”.

Mientras que el Director del periódico El Nacional, Don Radhames Gómez Pepín se salía siempre con la suya que cuando Rafael Antonio Ovalles Rodríguez iba vestido con pantalones jeans o a lo que se denominaba “de tíguere” entonces lo llamaba diciéndole vete a cubrir la fuente del Palacio Presidencial.

No hay comentarios

Deja un comentario...