Compartir
Una carretera. Archivo.

POR LUIS RAMON POLANCO

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./La carretera que une la ciudad de Santiago de los Caballeros con el municipio de Tamboril, fue inaugurada hace unos tres años, si no mal recuerdo, una carretera que en los ùltimos 30 años, ha sido reparada, medio reconstruida, yo dirìa que hasta construida por otro gobierno, pero fue en la presidencia del Doctor Leonel Fernàndez Reyna, cuando en verdad se construyó como está en la actualidad.

Una carretera. Archivo.

Sin embargo, debemos notar que apenas con unos 15 dìas de construida, increìble, hubo un colegio que tuvo la necesidad de enviarla a picar, zanjarla, para unir su tuberìa con la del sistema cloacal, la taparon sì, como a los diez dìas, pero, ya eso no queda realmente igual, usted lo sabe amigo lector, cuando se rompe la uniformidad normal, no hay manera de que se vuelva a la forma compacta original del terreno.

Hubo, la necesidad de hacer varias uniones de residencias al sistema cloacal, bien, pero ahì està la secuela de altibajos del terreno, luego, cerca de un residencial se hizo otro corte que va de lado a lado, rompiendo el asfaltado, se tratò despuès de diez incòmodos dìas, para los vehìculos pasando por la zanja en cuestiòn, taparla, pero què va, lo mismo, el terreno se hunde, no se compacta, le echaron cemento y quedò semi hundido el terreno, llegando aLa Pajiza Aldeade Tomàs Hernàndez Franco, Tamboril, Coraasan, tuvo que romper para hacer algunos arreglos cerca del Cruce de Bolìvar, varios dìas, sin arreglar, luego vino el asfaltado y quedò bien, pero ya hubo de romper la carretera.

A esta situaciòn se suma, que la gran mayorìa de tapas del sistema cloacal, han sido robadas y por tanto, constituye un gravìsimo peligro, especialmente, para motoristas y yo dirìa por què no, que hasta para peatones, estas aberturas que hay en todo el trayecto de la ruta de unos ocho a diez kilòmetros, y hablo de motoristas porque las jeepetas y vehìculos grandes pasan sin penas ni glorias, pero los vehìculos pequeños carros toyota corolitas, datsun , etcètera, reciben tremendo golpe al caer sus ruedas en los mismos, pero, nadie dice nada.

Hoy, vemos con asombro, no sè cuàl compañìa, no sè si gubernamental o no, ha hecho una serie de zanjas laterales en lo que conocemos como Pontezuela, las cuales, han dañado pràcticamente màs de trescientos o cuatrocientos metros de la carretera Santiago-Tamboril, la han dejado asì, nadie ofrece una explicaciòn, nadie se queja, por ahora, pero luego vienen los problemas de a protestar por la carretera, pero para què, si la hemos dejado dañar, si la hemos picoteado, si no hacemos un alerta a nuestras autoridades gubernamentales, ahì mismo, en Pontezuela, ya los vehìculos han tenido problemas con dichas zanjas laterales y a èsto se une otra uniòn cloacal, combinada con una zanja lateral, que los vehìculos sufren cuando caen en ella y pueden y han provocado accidentes lamentables, cuando los choferes tratan de esquivarlas.

Actuemos con rapidez, ahora que hay tiempo, porque cuando estè completamente deteriorada, cuando pasen dos o tres accidentes lamentables, va a ser demasiado tarde, no es posible que una carretera tan importante como èsta, donde transitan tanto vehìculos y por què no, hay tanto peatones en la zona mencionada Pontezuela-Santiago, se destruya una propiedad, un bien pùblico y se deje en descubierto, se deje al paso del tiempo para su destruccciòn, para la potencialidad de accidentes y luego vamos a protestar, a quemar gomas a hacer huelgas, pedreas, enfrentamientos policiales y no remediamos ahora, vamos a la prevenciòn, por Dios..

No hay comentarios

Deja un comentario...