Compartir
El economista Jaime Aristy Escuder. Archivo.

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, República Dominicana.– El economista Jaime Aristy Escuder presentó su  esperado libro  “El lado oscuro de la Sun Land”  que ofrece detalles inéditos  sobre el famoso préstamo de los 130 millones de dólares contratados de manera irregular para la construcción de una serie de obras en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y que desaparecieron  sin que el país tuviera una explicación sobre el destino y el uso de esos recursos.

El economista Jaime Aristy Escuder. Archivo.

La obra  de 258 páginas explica cómo se gestó el proyecto y se llevó a cabo el proceso  burocrático, que incluyó  el visto bueno del presidente de la República, doctor Leonel Fernández, para que el entonces director de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, ingeniero Felix Bautista, gestionara el préstamo al margen del Congreso Nacional.

El abogado constitucionalista José Alejandro Ayuso hizo la presentación del libro, mientras que el escritor Andrés L. Mateo tuvo a su cargo el prólogo. De acuerdo a Mateo, el libro “El  lado oscuro de la Sun Land” es una cartografía minuciosa de uno de los casos de corrupción más sonado de la historia reciente del pueblo  dominicano”.

La edición está en venta desde este viernes en la Feria del Libro a un precio sumamente módico, se anunció.

Esquema del desfalco

El contenido  más impactante  de la obra aparece en el Capítulo 7 bajo el título “Esquema del desfalco”, donde se revela como se colocaron en los mercados de capitales las notas promisorias correspondientes a la operación financiera y finalmente como de depositaron 112 millones de dólares  en una cuenta del Banco de Reservas perteneciente a la firma Consorcio Hemisferio  Imperial,  identificada como  la contratista principal de las obras que debieron ejecutarse con el dinero del préstamo.

“El 26 de abril del 2007, días antes de las primarias del PLD, a las 9.55 de la mañana la empresa R.O. & G. International trading Corporation, transfirió la suma de 15 millones de dólares a la cuenta  número 240-012046-8 del Consorcio Hemisferio  Imperial en el Banco de Reservas”

El consorcio  fue registrado en la Oficina Mercantil de Propiedad Intelectual el 11 de enero del 2007 por Mireya Quezada Bautista, prima del actual senador de la provincia de San Juan de la Maguana y estrecha colaboradora del  entonces director de la Oficina Supervisora de Obras de Estado,    de acuerdo a los datos de Aristy Escuder.

Al referirse al destino  de los 112 millones de dólares, luego de los descuentos de trámites y comisiones,  que resultaron de la operación financiera, Aristy Escuder apunta que originalmente ese dinero fue depositado en una cuenta del grupo empresarial Sun Land en el extranjero, específicamente en la cuenta número 35172189 de la empresa R.O. & G. International trading Corporation en el Washovia de la Florida. “Ahí llegaron los 112 millones de dólares que debieron invertirse  en las cinco obras que se construirían en el recinto central de la UASD”, expone el autor del libro.

“Por instrucciones de Félix Bautista”

Aristy Escuder explica que posteriormente los recursos  fueron depositados en la cuenta del Consorcio Hemisferio  Imperial en el Banco de Reservas.

“El 26 de abril del 2007, días antes de las primarias del PLD, a las 9.55 de la mañana la empresa R.O. & G. International trading Corporation, transfirió la suma de 15 millones de dólares a la cuenta  número 240-012046-8 del Consorcio Hemisferio  Imperial en el Banco de Reservas. La instrucción de la transferencia indicaba: “Por instrucciones del ingeniero Felix Bautista, director de la OISOE”,  (Oficina Supervisora de Obras del Estado).

Más adelante, señala Aristy Escuder, la misma firma R.O. & G. International trading Corporation depositó 7 millones 285 mil dólares en la cuenta número 240-003585,  en el Banco de Reservas,  también por instrucciones del ingeniero Bautista.

Tales transferencias,  de acuerdo  al licenciado Aristy Escuder, demuestran que la Sun Land le transfirió el dinero al “contratista principal” Consorcio Hemisferio  Imperial, a pesar de que esta entidad no tenía contratos ni relaciones con los subcontratistas.

Desvío del  dinero para fines personales y políticos

Sostiene que el dinero obtenido mediante  la emisión de las notas promisorias  era desviado por Felix Bautista para fines personales y políticos.

“En los días en que se conoció el caso Sun Land, en septiembre del 2007, se expandió el rumor de que un avión salió hacia Panamá  cargado con dinero en efectivo -millones de dólares- proveniente de la emisión de las notas promisorias”, señala Aristy Escuder, aunque admite que no pudo  verificar ese dato.

El economista indica que el monto  real de las 19 notas promisoras negociadas por la Sun Land  ascendía a 130 millones de dólares, de los cuales la empresa vinculada a Bautista recibió 112 millones de dólares, y los otros 18 millones fueron cobrados por los bancos y estructuradores del contrato.

Entre enero y diciembre del  2007, las notas promisorias fueron pagadas con recursos de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, que fue favorecida con un  presupuesto suplementario avalado por el Poder Ejecutivo  de 2 mil 767 millones de pesos, equivalente a 83 millones de dólares, cifra similar al monto correspondiente a las 12 primeras notas promisorias, apunta  Aristy Escuder en su libro.

La expansión empresarial de Felix Bautista

En otro  apartado la de la obra, el licenciado Aristy Escuder afirma que el dinero proveniente de la contratación ilegal del préstamo de la  Sun Land le permitió a Felix Bautista adquirir y expandir empresas en el sector de la construcción. “Esas empresas recibieron posteriormente el apoyo de la Oficina  de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado mediante contratos grado a grado o licitaciones preparadas”.

Al hablar durante la presentación de la obras,  llevada a cabo con una masiva asistencia de público en el Hotel Meliá, Aristy Escuder  comentó que su investigación responde a muchas interrogantes  que no se contestaron cuando se conoció el caso SunLand públicamente en septiembre de 2007.

El economista explicó que el trabajo de investigación complementa lo que a la fecha se ha publicado sobre los contratos y gastos que se realizan desde el imperio empresarial de Félix Bautista.

“En este libro se identifica y analiza la acumulación originaria realizada por Felix Bautista, uno de los políticos más ricos de la República Dominicana”, subrayó el autor.

Fuente: Acento.com.do

No hay comentarios

Deja un comentario...