Compartir
Leonel e Hipólito. Archivo.

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- ¿Negoció Leonel Fernández con Danilo Medina un acuerdo político electoral, luego que Hipólito Mejía le rechazara una propuesta para permitirle alcanzar el poder? Eso no lo sabe nadie, pero un hombre muy cercano a Hipólito Mejía está diciendo que sí hubo insistentes propuestas de Leonel Fernández a Mejía.

Leonel e Hipólito. Archivo.

En un artículo titulado “Lo que no se ve”, el periodista Juan TH, dice que varios emisarios de Leonel Fernández salieron sin éxito de sus reuniones con Hipólito Mejía. El periodista entiende que el acuerdo que Hipólito rechazó fue el motivo de que Leonel se volcara a favor de Danilo Medina, para mantener el rejuego del poder y poder retornar en el 2016.

Todo el mundo sabe que Juan Taveras Hernández, más conocido como Juan TH, es un periodista del entorno íntimo de Hipólito Mejía. No habla por el ex presidente de la República, pero se entiende que tiene informaciones de primera mano. Por eso, sus artículos son leídos con sumo interés por los analistas del ambiente político.

Juan TH escribe son desenfado, sin freno en la pluma, y dice, casi siempre, palabras urticantes, como en este caso. Su columna se publica cada semana en el vespertino El Nacional. TH trabaja también para el programa El Gobierno de la Tarde. Se identifica como compadre del ex presidente y ex candidato presidencial del PRD, y defiende su gestión como político.

“Leonel intentó, por diversas vías,  negociar impunidad y complicidad con Hipólito Mejía. Si el candidato presidencial del PRD hubiera hecho un pacto secreto con Leonel para impedir que Danilo  ganara las elecciones, como el que hizo Miguel Vargas con Leonel para que Hipólito no ganara, hoy sería el presidente electo.  Pero Hipólito, contrario a lo que hizo Miguel,  no quiso negociar con Leonel para no traicionar sus principios, ni traicionar las esperanzas de justicia del pueblo”. Eso lo escribe Juan TH esta semana en su artículo.

Los detalles que ofrece el periodista sobre los mensajes de Leonel a Hipólito parecen salidos de una mentalidad creativa, pero podrían ser ciertos. En especial, por la seguridad con que Juan TH dice los datos íntimos de los intentos de Leonel para llegar a un acuerdo con Hipólito Mejía.

Observe este dato: “Usted, amable lector, no lo sabe, pero Hipólito le devolvió a Leonel más de un “papelito”, más de una carta sellada y ultra secreta.  Despachó a más de un mensajero con las manos vacías y un no rotundo. Lejos de negociar, Hipólito mantuvo una postura firme contra la corrupción. Esa actitud fue la que unificó alrededor de Danilo, a Leonel y su gente”.

A continuación, el artículo completo de Juan TH sobre los intentos del presidente de la República por buscar un acuerdo con Hipólito Mejía.

LO QUE NO SE VE

Por JUAN T H

Leonel Fernández se va del Palacio Nacional con un blindaje de acero que nadie, ni siquiera Danilo Medina, a quién hizo presidente de la República para evitar contratiempos en los tribunales, podrá tocarlo, ni impedir que intente, como sabemos, volver al poder dentro de cuatro años.

(Leonel intentó, por diversas vías,  negociar impunidad y complicidad con Hipólito Mejía. Si el candidato presidencial del PRD hubiera hecho un pacto secreto con Leonel para impedir que Danilo  ganara las elecciones, como el que hizo Miguel Vargas con Leonel para que Hipólito no ganara, hoy sería el presidente electo.  Pero Hipólito, contrario a lo que hizo Miguel,  no quiso negociar con Leonel para no traicionar sus principios, ni traicionar las esperanzas de justicia del pueblo)

Leonel no quería a Danilo de presidente de la República. Entendía, al igual que sus colaboradores más cercanos, que  Danilo, al ser del mismo partido, adversario interno,  podría romper el círculo de poder  creado alrededor del Congreso,  Justicia,  Fuerzas Armadas, Policía, prensa, iglesia, etc.

A partir del 16 de agosto el que firmará los decretos nombrando y destituyendo, el que manejará el presupuesto nacional, el dios todopoderoso del país, será Danilo, hombre del Sur profundo.

Leonel deseaba que Hipólito fuera el presidente de la República porque su liderazgo dentro del PLD no estaría en riego, ni en dudas. Con Hipólito de Presidente Leonel sería el jefe indiscutible de la oposición. Líder y dueño del PLD, del Congreso,  de la justicia, de la prensa, de una parte de la iglesia católica y hasta de los empresarios. Con Danilo no será así. El Comité Político y el Comité Central, que antes eran de Leonel,  porque los nombró y los enriqueció, ahora serán de  Danilo.

Y como si fuera poco, Danilo representa la continuidad en el gobierno. Resultará cuesta arriba un  cuarto mandato consecutivo dejando, como deja Leonel, un país en ruinas, endeudado hasta más no poder, con altos niveles de desempleo, altísimo costo de la vida, delincuencia, narcotráfico, corrupción,  etc. La herencia de Leonel para Danilo y el país, es nefasta. Explosiva diría yo.

Si fracasa Danilo fracasa el PLD. Fracasa Leonel y frustra sus perversas aspiraciones de volver al gobierno. El líder de la oposición no será Leonel, lo es, desde ya, Hipólito. Esa es una de las razones por las cuales Leonel quiere, utilizando a Miguel Vargas, destruir o dividir al PRD.

Usted, amable lector, no lo sabe, pero Hipólito le devolvió a Leonel más de un “papelito”, más de una carta sellada y ultra secreta.  Despachó a más de un mensajero con las manos vacías y un no rotundo. Lejos de negociar, Hipólito mantuvo una postura firme contra la corrupción. Esa actitud fue la que unificó alrededor de Danilo, a Leonel y su gente. Esa decisión fue la que unificó al grupo de Palacio, no a favor de Danilo, sino en contra de Hipólito que prometía meterlos presos por ladrones del dinero del pueblo. Danilo o la cárcel. No había de otra.

Si Hipólito hubiera pactado con Leonel y su equipo de mafiosos, hoy fuera presidente electo. No le habrían robado las elecciones.  Algunos ministros vinculados con la corrupción estaban dispuestos a invertir sumas incalculables en la campaña electoral a beneficio de Hipólito. Pero el candidato del PRD no quiso ese dinero. Al contrario, amenazó con enviarlos a los tribunales tan pronto fuera presidente de la República.

Ante esa disyuntiva, el dinero que invertirían a favor de Hipólito, lo gastaron  a favor de Danilo.  Hipólito no le dejó opción.  Danilo se convirtió para los corruptos del Palacio en el cambio seguro.

De todos modos es bueno esperar. A Leonel y su gente el tiro le puede salir por la culata.

Fuente | Acento.com.do

4 Comentarios

  1. mientras unos critican la supuesta campaña temprana de Leonel, los del contrario ya empezaron a tirar la de ellos; quien los entiende.

  2. que pacto ni que pacto, Danilo ganó con el apoyo del pueblo y si a ustedes les duele saber que no volverán a gobernar jamás por desorganizados y mal hablados eso es problemas suyos.

Deja un comentario...