Compartir
José Miguel Rodríguez Almonte responde a la jueza. Saturnino Vásquez/Acento.com.do

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente Leonel Fernández indultó, en el año 2000, a uno de los principales asesinos de la red de sicarios que dirigía en el país el capo boricua José David Figueroa Agosto, el cual fue condenado este viernes a 30 años de prisión.

José Miguel Rodríguez Almonte responde a la jueza. Saturnino Vásquez/Acento.com.do

El hombre señalado por el Ministerio Público como el “brazo ejecutor” es José Miguel Rodríguez Almonte, quien fue condenado a 30 años de prisión por los asesinatos del coronel José Amado González, el empresario Ruben Soto Hayet y Omar Antigua Polanco.

El sicario José Miguel Rodríguez Almonte, alias Job, fue perdonado por el mandatario a través del decreto presidencial número 395-00, del 11 de agosto del año 2000, cuando culminó el primer cuatrienio de Fernández.

“Artículo  1.-  Se  concede  el  beneficio  del  indulto por  el  tiempo de  sus respectivas penas pendientes de cumplir, con efectividad al 16 de agosto del año 2000, a los siguientes condenados por los tribunales de la República… CARCEL PÚBLICA SANTIAGO RAFEY: José  Dolores Tavarez Betances, Adelso Reyes Reyes, Fermín Roberto Lantigua, Rómulo Martínez Toribio, José Antonio Pacheco Aybar, Rafael Antonio Vargas Cabrera y José Miguel Rodríguez Almonte”, explica el decreto.

Este viernes, el Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó a Rodríguez Almonte, brazo ejecutor de los asesinatos que ordenaba Figueroa Agosto, a la pena máxima a cumplirse en la cárcel pública de Moca.

Al momento del presidente Fernández conceder el indulto, el alegado delincuente estaba preso en la cárcel de Rafey de Santiago, de donde “Job” es oriundo.

El ministerio Público y la Policía Nacional han establecido vínculos entre el condenado Rodríguez Almonte y diversos asesinatos, como el de su novia, ocurrido en el año 1998; también el asesinato de dos policías en Santiago, en el 2002, y el asesinato de la pareja de su novia.

“Yo era estudiante universitario cuando me pasó un accidente, yo nunca había manipulado un arma de fuego y accidentalmente mi novia perdió la vida”, explicó Rodríguez Almonte ante los jueces, este viernes 24 de febrero.

Por el asesinato de su novia, Rodríguez Almonte fue condenado a tres años, mientras que por el asesinato de los dos policías lo condenaron a doce años de prisión.

Según el testimonio del condenado ha durado media parte de su vida tras las rejas, pero en la primera condena fue indultado por el presidente Fernández y en el caso del asesinato de los policías sólo cumplió siete años y medio preso, porque salió en libertad condicional.

“Una jueza me sentenció a tres años de prisión, porque calificó el expediente como homicidio involuntario, de los cuales hice dos. ¿Porqué hice dos años? Porque el presidente Leonel Fernández consideró que mi caso calificaba para un indulto y fui indultado en el año 2000 para agosto”, expresó el propio condenado en la audiencia de este viernes, 24 de febrero, ante los jueces y los medios de comunicación.

Según las declaraciones de la Fiscalía en el juicio de los sicarios de Figueroa Agosto, Job declaró ante los oficiales investigadores todos lo asesinatos que había cometido en su vida además de la logística que él y el grupo utilizó para asesinar a González González, el 24 de diciembre del 2009; a Omar Antigua Polanco, el 31 de enero; y a Rubén Soto Hayet, el 14 de mayo.

Cuando asesinaron a Soto Hayet, dueño de la panadería y repostería La Francesa, también fueron asesinados en el parqueo de la Panadería, Jorge Vásquez Santana y Máximo Jerónimo Paredes.

La Fiscalía también acusó a Rodríguez Almonte de ser responsable, junto al grupo de sicarios condenados, de herir a Madeline Bernard Peña, José Luis Mejía Ramos y Agustín Romero.

Fuente: Acento.com.do

No hay comentarios

Deja un comentario...